La extradición del pederasta protegido de Nacif y Marín

AHÍ TE HABLAN “PRECIOSO MARÍN” Publicado en Jornada, domingo 16 de julio.
Mensaje inequívoco a agresores de niños, asegura Lydia Cacho
BLANCHE PETRICH
La decisión del juez estadunidense David Duncan de conceder a México la extradición de Jean Succar Kuri -quien arribó anoche a Cancún, donde fue internado en la prisión estatal- “es una señal alentadora” para quienes aspiran a que el desenlace final de este caso sea un mensaje inequívoco a los agresores de niños y niñas de que en México sí pueden ser castigadas la pederastia y la pornografía infantil, declaró anoche la periodista Lydia Cacho.
En tanto, la abogada Verónica Acacio, quien defendió a nueve menores y denunció ante las procuradurías General de la República (PGR) y de Quintana Roo la violación y explotación sexual de que fueron objeto por parte de Succar Kuri -protegido del industrial Kamel Nacif-, demandó a las autoridades estatales que protejan a las víctimas y a sus madres, “porque seguramente se van a agudizar las presiones y amenazas, que nunca han dejado de pesar sobre ellas, para que se retracten de sus acusaciones”.
“Lo que se espera a partir de ahora es que después de un sufrimiento tan prolongado de las niñas y sus madres, las autoridades sepan juzgar conforme a derecho. En este caso las denunciantes se enfrentan a gente muy poderosa, que cuenta con protección desde círculos muy encumbrados en el poder. Pero la inocencia de un niño no tiene precio y los juzgadores federales y de Quintana Roo deben ser capaces de salir y defender a los menores. Toda la sociedad estará vigilando para que la justicia proteja a las víctimas”. añadió.
Succar Kuri fue detenido hace dos años en Arizona y debe responder por cuatro delitos federales -violación, corrupción de menores, pornografía infantil y lavado de dinero- y dos del fuero común.
De acuerdo con el Código Penal Federal, el empresario de origen libanés no al-canza libertad bajo fianza.
Pruebas irrefutables: Cacho
El caso Succar “es ejemplar” en el contexto de los delitos de pederastia que se han cometido en México, debido a que la Agencia Federal de Investigación logró recabar “muchos y muy sólidos” elementos probatorios, aseguró Lydia Cacho, quien a su vez enfrenta una denuncia penal por “difamación”, presentada por Nacif por haberlo identificado como protector del presunto pederasta en el libro Los demonios del edén, en el que denuncia las actividades delictivas de Kuri.
La periodista indicó que inicialmente la integración de la demanda de extradición de la PGR era defectuosa, aunque fue corregida después.
En Arizona, el juez David Duncan, quien decidió entregar a las autoridades mexicanas a Kuri, realizó un peritaje y aceptó como prueba un video grabado subrepticiamente en Cancún, en el que Kuri conversa con una de sus víctimas, Edith Encalada, y confiesa sus delitos como “mi defectito”.
Además, rechazó como descargo del acusado declaraciones notariadas en las que siete niñas y niños violados por él se retractan de sus denuncias.
“El juez rechazó las retractaciones de las víctimas con base en las convenciones internacionales sobre derechos de los niños, que impiden validar declaraciones en favor de los agresores. Las autoridades mexicanas están obligadas a utilizar el mismo criterio en caso de que los abogados de Kuri quieran presentar dichas pruebas como descargo ante un notario de San Diego”, señaló Cacho.
De hecho, el subprocurador de asuntos internacionales de la PGR, Javier Laynez, había aclarado anteriormente que estas retractaciones notariadas no tienen validez legal en México.
Verónica Acacio puntualizó que para la justicia mexicana las pruebas válidas son las declaraciones iniciales, además de que los testimonios de las niñas agredidas han sido comprobados con peritajes sicológicos y médicos.
Lo que preocupa por el momento a la defensora es que, una vez que inicie el juicio, la defensa de Kuri pueda volver a citar a las niñas, algunas de ellas ya adolescentes y otra mayor de 21 años.
“Esto representará una nueva andanada de presiones y amenazas en su contra. Será responsabilidad de las autoridades apoyarlas y proteger su integridad en esa fase del proceso”, sostuvo.

MEDIOS | ATENTADO CONTRA LYDIA CACHO

TOMADO DE UNAFUENTE.COM
apaez-atentado-portada.jpg

DAR CLIC A LA IMAGEN PARA AGRANDAR

atentado-4.jpg atentado-5.jpg atentado-3.jpg atentado-2.jpg

COMUNICADO DE PRENSA :::::
El lunes 7 de mayo, alrededor de las 12:20 del día, la periodista Lydia Cacho arribó de Ciudad Juárez al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México acompañada de tres elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) que la escoltan a raíz de las amenazas de muerte que ha recibido por su trabajo. Al salir, un agente entregó el vehículo Suburban color morado placas 752RVC propiedad de la Procuraduría General de la República (PGR). Lydia Cacho ofreció a tres periodistas colegas el vehículo, pues se dirigían a la misma zona de la ciudad. Luego de recorrer 5 kilómetros aproximadamente entre Viaducto y Eje Central (Ciudad de México), el vehículo comenzó a perder el control y el chofer pudo detenerlo. Los agentes bajaron pensando que la llanta estaba ponchada. Sin embargo, no era así: la llanta y el rin estaban a punto de salirse por completo del vehículo. Cuando la escolta tocó los tornillos descubrió que todos estaban rotos, y los retiraron con la mano sin necesidad de ninguna herramienta. Estaban básicamente superpuestos. Al revisarlos, los agentes consideraron que tenían apariencia de haber sido limados y sobrepuestos deliberadamente con la intención de provocar un accidente.
Este martes 8 de mayo, Lydia Cacho y su abogado, Xavier Olea, interpusieron una denuncia penal en contra de quien resulte responsable. En ella piden que se incluya un peritaje exhaustivo del vehículo y la investigación de quienes tuvieron acceso a él entre sábado y domingo, sabiendo que Cacho lo usaría el lunes mismo. Asimismo, interpusieron demanda en contra de Surcar Kuri por amenazas en contra de la periodista proferidas el miércoles 2 de mayo, cuando se encontraron en el juzgado de Alta Seguridad de la Palma, en donde el pederasta es enjuiciado.

PUBLICADO HOY EN LA COLUMNA “BAJO RESERVA” DE EL UNIVERSAL
Una fuerte impresión, susto, se llevaron los acompañantes de la escritora Lydia Cacho. Viajaban ayer en una camioneta y de pronto comenzaron a dar tumbos. Los agentes federales que la custodian revisaron el vehículo y se percataron que tres birlos de una de las llantas habían sido limados con la intención de provocar un accidente.
La unidad, que pertenece a la AFI, fue recogida unos minutos antes en el aeropuerto de manos de otro agente federal. Uno de los acompañantes, un intelectual que simplemente aprovechaba “el aventón” desde el aeropuerto, afirmó: “Si no estuviera aquí no lo creería”. Doña Lydia y su abogado Xavier Olea presentarán una demanda por las amenazas recibidas de parte de Succar Kuri el martes pasado, durante la comparecencia en el juicio que se sigue al pederasta en el penal de Almoloya.

CACHO TOLD THE TRUTH: CHILD TRAFFICKING REAL

Elena Pérez Duarte, the federal Attorney General’s special prosecutor for “Attention to Crimes of Violence Against Women” described the nature of child sex trafficking networks in Mexico during an interview conducted with La Jornada newspaper.
According to prosecutor Pérez Duarte, Jean Succar Kuri is just the tip of the iceberg of a vast network of pedophile networks, sex tourism networks and women trafficking activity that operates in Mexico City and in the states of Baja California, Puebla, Chiapas and Veracruz.
Prosecutor Elena Pérez Duarte…
“These are not Mexican net-works supplying Mexican [male] consumers.” We have detected “many inter-national connections.”
Pérez Duarte revealed during her interview that journalist Lydia Cacho “never imagined the vast size of this network.”
She added that with the detention of [alleged ringleader] Jean Succar Kuri [in Arizona], “we can’t sing a victory song just yet, and say that we have dismantled everything.” We have to understand the possibility that some of these trafficked women were taken to Taiwan or Singapore as prostitutes, after being tricked by offering them legitimate work as fashion models.
The special prosecutor confirm-ed that in the case of Succar Kuri, there has been some mention that the Executive Secretary for National Security, Migual Angel Yunes Linares, is involved.
La Jornada – Can you tell us what one of your primary objectives is?
Pérez Duarte – To retake Juarez City. In spite of the final report of the special prosecutor for Juarez there are pending issues to be investigated. We don’t want similar situations to come about in other parts of the country. There are municip-alities in the Republic today that have a greater level of violence against the women than Juarez City.
We have to take care of the other hot spots, since in many of them the problem of pedophilia is not easily observed as a whole. I am sure that many of these pedophile networks would have been discovered earlier if we had analyzed to cases of statutory rape committed by 40-year-old men with girls of 13 or 14. These cases don’t result in convictions because the judges in these cases give credence to the concept that rape had not been committed, because the girls involved were not virgins.
We must connect these type of cases with the larger scheme of the organized networks that are involved.
La Jornada – These sex trafficking networks are linked to cases of statutory rape?
Pérez Duarte – They are related. From the time when I was technical secretary for the Senate for issues related to the Juarez femicide, I worked to raise awareness in regard to these types of cases.
We have a number of examples where we understand the details in depth, such as in the case of fugitive Hector Armando Lastra Muñoz, a former assistant prosecutor the Attorney General of Chihuahua state. Lastra Muñoz was supposedly involved in a network that prostituted underage girls.
They let him go because the he was charged with statutory rape. Because his lawyers argued that the girl victim was not a virgin, no charges were brought by the prosecutors. However, we never learned how many statutory rapes were involved. Now we are paying more attention to these types of cases. The rest of the country needs to follow that lead.
La Jornada – Is it one giant network of pedophiles that exists in the country?
Pérez Duarte – It is more accurately a series of networks. One huge network has already been discovered. It begins in Cancun, or actually in Tapachula [capitol of heavily Mayan Chiapas state]. The network traffics children to Cancun, and prostitutes them there. But people from all over the world come to Cancun, and there are apparently global links.
La Jornada – These links include the the cities of Tijuana and Veracruz?
Pérez Duarte – Exactly. There is another link in downtown Mexico City, in the heart of the nation.
La Jornada – And in Puebla?
Pérez Duarte – We won’t elaborate on Puebla, as we are conducting ongoing investigations there.
We want to have three regional offices, because we are not investigating a single network.
La Jornada – Are these networks interacting?
Pérez Duarte – Probably. Not just on a national scale but internationally as well.
La Jornada – Is Jean Succar Kuri, who journalist Lydia Cacho has investigated, tied into all of this?
Pérez Duarte – Of course. His is one of the major networks that has been well documented by the Attorney General (PGR). In the case of Jean Succar Kuri, specifically, we have discovered many international connections, more that we anticipated.
Lydia Cacho never imagined that she was protecting the girls who came seeking help at her women’s shelter from such a vast criminal network.
La Jornada – Are the cities of Tijuana, Veracruz, Juarez City and Cancun all parts of Succar Kuri’s network?
Pérez Duarte – Correct. That is, it is a network of networks. We can’t be certain that it is a single network with one head.
La Jornada – Are there links with politicians and businessmen? Are we talking about the interaction between economic and political power?
Pérez Duarte – This is exactly what I am referring to. Very ‘honorable’ businessmen consider it to be ‘normal’ that they are offered sexual services, in hotels, and they do indeed use them.
La Jornada – Do you have information linking the Cancun network with Juarez City?
Pérez Duarte – More than linking directly to Succar Kuri, we can link the patterns involved. That is, the manner in which young girls are drawn in, how they are tricked with promises of becoming models or executive assistants. We believe that in these networks we can find those who assassinated these girls. So we have circumstantial evidence. The patterns are very similar in Mexico state (including Mexico City), in Juarez City, in Cancun and in Tapachula.
-Gustavo Castillo Garcia La Jornada
Puebla Edition
March 3, 2006

Frente al pederasta de Cancún: Hannibal en persona

Agradezco a tantas personas que se hayan preocupado por cómo me fue en el careo con Succar Kuri. Les contaré:
Yo sólo lo conocía en fotografías y videos. Como millones de personas vi el video en que Jean Succar Kuri le narra con la cruledad digna de un sádico cómo goza cuando ve que una niñita de cinco años sangra al penetrarla con su órgano viril. Pido una disculpa a mis lectoras y lectores por insistir en la frase, puede parecer morboso, sin embargo la utilizo porque define claramente la personalidad del pederasta de Cancún.
Llegué a las 9.30 de la mañana, acompañada de los abogados de las menores, y allí en la entrada del penal de La Palma (ahora le llaman El Altiplano) pasamos unos quince minutos en una revisión tras otra. Dos kilómetros a la redonda del penal se pierde la señal de los celulares,al igual que los convictos quedas incomunicada, la sensación inicial es extraña.Está prohibido entrar con alimentos o líquidos, por tanto llegas y te vas sólo con lo puesto. No imaginé que pasaría 12 horas sin comer o beber agua.
Las salas de audiencia son pequeñas, al entrar, mis ojos se toparon con un cristal transparente reforzado con barrotes de unos 5 centímetros de diámetro, entre ellos atisbé un rostro enjuto, blanquecino del hombre que tiene aun más parecido que nunca a su amigo y protector Kamel Nacif. Yo portaba mi playera con una leyenda “No mas pederastas, no más corrupción, no más impunidad” caminé de frente hacia Succar kuri y su gesto se deformó, miró a mi playera con detenimiento y de inmediato llamó a sus abogados. No pasó mucho tiempo antes que Wenceslao Cisneros, el defensor del pedófilo, pidiera al Juez que me ordenara cubrir mi camiseta porque “ofendía al reo” en el acta quedó asentada la queja del abogado. No les contaré mucho sobre toda la audiencia, basta decir que salimos de allí a las once de la noche. Lo fundamental es haber tenido la oportunidad de entender cómo se cierra la pinza de la corrupción y de la red que protege al pederasta.
Sus abogados carecen de estrategia. La verdad es que Succar Kuri es indefendible, están los videos donde confiesa como viola a las niñas y porqué lo hace, están los testimonios de varias menores (ahora dos nuevos testimonios que por razones desconocidas Bello Melchor Rodriguez Carrillo, el Procurador de Quintana Roo, niega conocer) están las más que heroicas criaturas de quince y dieciseis años que frente a frente han explicado ante el juzgado cómo las violaba y als grababa; está el trabajo de un puñado de agentes policiacos honestos y profesionales que lograron obtener pruebas y testimonios suficientes para que fuera arrestado. Pero después de tres años de haber sido denunciado…sigue en espera de sentencia. Así las cosas, Succar Kuri dedicó su posibilidad de hablar a mirarme con un encono extraordinario, a ratos fruncía el gesto de tal manera que desparecían sus labios blanquecinos, estábamos a dos metros de distancia: frente a frente yo y el amigo por el que Kamel Nacif me encarceló y torturó, por el que Mario Marín vendió la justicia. En otros momentos, como cuando su abogado insitió en que yo no soy periodista porque no tengo cédula profesional que lo indique, Succar Kurri levantó los brazos y golpeó las barras pegadas al cristal para luego pegarse en el pecho, tal como haría un gorila marcando su territorio. Me paré de frente a él, es un hombre pequeño…me llega a la barbilla. El juez lo mandó a comportarse cuando hizo gesticulaciones ecandalosas. Una y otra vez sacaba mi libro “Los demonios del Eden” a relucir, el a través de la srejas no podía tocarlo, así que sus abogados se lo mostraban y él señalaba algo y me hacía preguntas; de pronto mi comparecencia como testiga dio un vuelco, parecío convertirse en un juicio contra mi por la existencia de mi libro ¡cómo me recordó las frases y los argumentos que durante un año esgrimió en mi contra Kamel Nacif el rey de la mezclilla y del cognac! Hubo un momento tan álgido que pregunté al Juez si esto era mi comparecencia como testiga por haber conocido a las niñas violadas, o si en cambio era un juicio en mi contra por haber publicado “Los demonios del edén”. Durante casi cuatro horas los abogados de Succar insistieron en atacarme ferozmente, ante la imposibilidad de defender a su cliente, me atacaron a mi. Pude sin embargo, narrar las historias de las niñas amedrentadas, de cómo los abogados de Succar les ofrecieron a unas niñas 200 mil pesos y a otras madres 500 mil a cambio de su silencio, acompañados de amenzas, claro está. Succar insistía en que Edith Encalada una de las muchas víctimas me demandó por la vía civil para exigir un porcentaje de las ganancias de mi libro por “haber contado su historia”. El gran conocimiento que el pederasta tiene de esta demanda nos ratificó la sospecha de que es él quien paga a los abogados para demandarme.
Intentaron sacar el tema de fondo del juicio: las niñas y niños violados por este hombre y utilizados para producir pornografía infantil. Yo insistí tanto como pude. Al final, luego de más de once horas y media, en su rabia y con un rostro deforme y mirada desorbitada que me recordó al personaje Hannibal Lecter, Succar me aseguró que va a acabar conmigo. Escuchamos claramente decir a sus abogados que me va a demandar por haber publicado “Los Demonios del Edén”. Ni con la ayuda del Gober Precioso Mario Marín, me ganó el juicio Kamel Nacif, sin embargo Succar va a intentarlo…veremos.
El Juez se había ido, esperábamos a que imprimieran los documentos para firmar, entonces Succar insistió en que por mi culpa estaba preso; ya logró recuperar -comprar con amenazas y dinero- la voluntad de algunas de sus víctimas, ahora el estorbo soy yo. Yo sólo pude decirle en voz alta: no está en prisión por mi libro,sino por susu propios actos aberrantes. Mi libro existe gracias a la valentía de las niñas cuyas almas usted fracturó de por vida, mi libro sólo cuenta la verdad de porqué usted estuvo a punto de salir libre ayudado por sus amigos poderosos.
Salimos del complejo principal de La Palma, en los bellos jardines que llevan a la reja principal, se nos acercó una camioneta de Seguridad, el policía que la conducía preguntó ¿usted es la reportera? contesté que sí, con más orgullo que nunca. Detrás de mi se quedaba, unos metros bajo tierra el hombre que como un demonio amoral ha poseído el alma y el cuerpo de no se sabe cuantas niñas y niños. Adelante, al aire libre yo respirando aire puro y feliz de poder hacer un trabajo para recuperar un pedacito de la dignidad de México. El policía que conducía el vehículo dijo con gran naturalidad, “esos que van allá son los abogados del Diablo, ellos que caminen“. Eran las 11. 15 de la noche y el vehículo blindado que me protege salió del estacionamiento. Durante casi dos horas llóré sin poder detener las lágrimas. Me sigo preguntando si vale la pena…en algún rinconcito de mi mente algo me dice que sí. ¿tu que opinas?

Lydia Cacho y Succar Kuri cara a cara en el penal de alta seguridad del Altiplano

Lydia Cacho jamás ha estado en presencia de Jean surcar Kuri, el hombre que en un video grabado por órdenes de la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo confiesa ante una de sus víctimas “Tu lo sabes que este es mi vicio, es mi pendejada y sé que es un delito y está prohibido, pero esto es más fácil pues una niña chiquita no tiene defensa, pues la convences rápido y te la coges” (sic). Sin embargo ya había escuchado su voz, no solamente en el video, sino por teléfono, cuando Jean surcar Kuri en respuesta a los primeros artículos periodísticos de Cacho Ribeiro, se atrevió a llamarla por teléfono a su oficina en noviembre del 2003 para amenazarla de muerte. Luego vinieron las amenazas telefónicas de su hijo mayor Jerry Succar.
Desde octubre del 2003 Edith Encalada Cetina, entonces de 19 años acudió a su maestra de moral del Colegio La Salle y a una abogada defensora de menores violadas. La joven dio sus testimonios ante diversos medios y ante las autoridades estatales, un mes más tarde buscó a Lydia Cacho para pedirle ayuda, quería dar su versión en los medios sobre la corrupción de las autoridades de justicia de Quintana Roo, según la joven, habían pruebas suficientes de una red de pornografía infantil y de pedófilos y Leidy Campos Vera, entonces Subdirectora de averiguaciones previas de la Procuraduría de Justicia del estado, había intentado negociar con Surcar Kuri consiguiéndole desparecer el expediente real a cambio de un millón de dólares.
La joven y su madre supieron que Cacho Ribeiro dirigía un centro de atención a víctimas que protege en un refugio de alta seguridad a víctimas de delitos y allí estuvieron resguardadas de las amenazas de muerte junto con otras menores abusadas desde los 8 años por Surcar Kuri.
Surcar Kuri se dio a la fuga en el 2003 y en el 2004 la INTERPOL lo detuvo en la ciudad de Chandler Arizona. Cacho Ribeiro, quien mantenía contacto con algunas de las víctimas les escuchaba llamarle pro teléfono, aterradas diciendo que los abogados de Surcar Kuri y de su protector Kamel Nacif, las estaban buscando, en una mezcla de amenazas de muerte y ofertas de entre 200 mil y 400 mil pesos insistían en comprar el silencio de las víctimas y sus madres. El abogado que visitó a un de las víctimas en su casa le dijo con voz severa: “Nadie tiene más poder que Surcar y Kamel juntos, es mejor que acepten el dinero o su vida será un infierno”. Otra llamada alertó a Cacho. Edith le aseguró que los abogados de Kamel Nacif y Surcar Kuri las llevarían a los estados Unidos para usarlas en la defensa del pederasta, la llamada pidiendo auxilio fue el disparador para que Cacho siguiera su pesquisa periodística para intentar descubrir quienes desde el poder protegían al pederasta que en el video dice sin recato: “Yo le digo a Lesly a mí tráeme una de cuatro años y si me dice “ya está cogida” pues veo si le meto la v… o no, tu sabes esto es mi vicio” (sic). Más tarde la editorial Grijalvo la buscó y en 2005 se publicó “Los demonios del edén: el poder detrás de la pornografía infantil”. El libro logró revitalizar el caso y a raíz de su publicación luego de recibir múltiples amenazas de muerte, la periodista fue detenida en una suerte de secuestro legal por órdenes del Gobernador Mario Marín; quien por hacer un favor a su amigo el empresario Kamel Nacif se convirtió en un protector más de Succar Kuri.
Entre febrero y noviembre del 2006 salieron a la luz pública varias llamadas telefónicas entre Nacif y Succar Kuri, y otros personajes de las altas esferas políticas que revelaron que la investigación de Cacho Ribeiro era fiel a la realidad. De entre ellas dos prueban la concertación antijurídica organizada pro Mario Marín el aparato de justicia de Puebla. De allí nació la famosa frase “Gober precioso”. Mientras el PRI lleva a cabo negociaciones con las altas esferas del poder para detener las investigaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de su compañero de partido, el juicio contra Succar Kuri sigue a paso lento, sin que la PGR se atreva a detener a los cómplices de Succar Kuri, a pesar de que según el abogado Xavier Oléa Peláez, defensor de las menores, “las evidencias son contundentes para arrestar a varias personas que según testigos, son cómplices en la corrupción de menores”.
El miércoles 2 de mayo a las 9:30 horas Cacho se verá cara a cara para rendir declaración testimonial dentro de las causa penales 13 y 300 acumuladas, ante el juzgado quinto de lo penal en el penal del estado de México. La presencia de Cacho es consecuencia del exhorto remitido por el juez tercero penal de Cancún. Las diligencias se llevaran a cabo en el área de audiencias del centro de readaptación social federal número 1 “Altiplano”. Después de tres años de haber sufrido las consecuencias de revelar la historia de Succar Kuri y de dar voz a sus víctimas, la periodista se verá frente a frente con Succar Kuri.

Marín le teme a la Suprema Corte

Publicado en REFORMA el sábado 16 de junio:
Teme Marín a la Corte
El Gobernador de Puebla dijo que se corre el riesgo de que la comisión investigadora se extralimite en su contra en la indagación del caso
Abel Barajas
Ciudad de México(16 junio 2006).-A Mario Marín, el “góber precioso”, le preocupa que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a través de su comisión investigadora, se “extralimite” contra su persona en el Caso Lydia Cacho.
REFORMA tuvo acceso a la declaración que el Mandatario poblano rindió por escrito el 2 de junio ante la Corte, dentro de la investigación iniciada por solicitud del Congreso de la Unión y en base al artículo 97 de la Carta Magna.
Marín declaró que la Suprema Corte violentará el Estado de Derecho si usa como evidencia el espionaje del que fue víctima, para responsabilizarlo del abuso de garantías de la periodista Lydia Cacho.
“Se violaría el artículo 16 constitucional con pretexto de ejercer la facultad prevista en el artículo 97, es decir, se estaría justificando una violación a la Carta Magna por quienes son garantes de la propia Constitución”, dice en su escrito.”
En virtud de que no existe un procedimiento que regule las funciones investigadoras de la Corte, se deja sentada la primera violación de fundamentación de actos de molestia, corriéndose el riesgo de que la comisión investigadora se extralimite sin ninguna norma que le indique lo que no debe de hacer”, afirma.
La acusación, reitera, “tiene su origen en una supuesta grabación telefónica que es considerada en el Estado mexicano como un ilícito constitucional, pues es atentatorio de las garantías individuales de los mexicanos”.
Marín niega que haya existido una componenda con el empresario Kamel Nacif para usar el aparato de procuración y administración de justicia de Puebla con el objeto de detener a Cacho.

Opera en el país una red de redes de pederastia, señala la fiscal especial Pérez Duarte

Opera en el país una red de redes de pederastia, señala la fiscal especial Pérez Duarte
Nexos internacionales en el caso Succar Kuri
Tapachula, Veracruz, Juárez, Mazatlán, Acapulco y el DF, entre las ciudades en que actúa
GUSTAVO CASTILLO GARCIA
La fiscal especial Alicia Elena Pérez Duarte Foto Cortesía PGR
Jean Succar Kuri es, apenas, la cabeza de una red de redes de pederastia, turismo sexual y trata de mujeres que operan en Baja California, estado de México, Distrito Federal, Puebla, Chiapas, Veracruz y Quintana Roo. “No son redes mexicanas para consumo mexicano”, se le han detectado “muchos nexos internacionales”, afirma la fiscal especial para la Atención de los Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres, Alicia Elena Pérez Duarte.
En entrevista con La Jornada, la funcionaria de la Procuraduría General de la República (PGR) reveló que la periodista Lydia Cacho “nunca se dio cuenta de qué tan vasta era esa red”, y que con la detención de Succar Kuri “no se puede cantar victoria” y decir que ya se desmanteló todo, pues no se descarta la posibilidad de que algunas mujeres podrían haber sido llevadas a lugares como Taiwán o Singapur para prostituirlas, con el engaño de convertirlas en modelos.
Pérez Duarte confirmó que en el caso Succar existen menciones que involucran al secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Miguel Angel Yunes Linares.
-¿Cuál es uno de sus objetivos primarios?
-Retomar Juárez. Pese al informe final de la fiscalía especial hay temas pendientes. Es el paradigma, pero también hay que evitar que en el resto del país se genere una situación similar. Hay municipios en la República que tienen mayor violencia contra las mujeres que Ciudad Juárez.
“Hay que atender al mismo tiempo los otros focos rojos, ya que en muchos de los problemas de pederastia no se observa la situación en su conjunto, y estoy segura de que muchas de estas redes se habrían descubierto antes si se hubiera analizado los estupros que cometen hombres de 40 años con niñas de 13 o 14 años, y a los cuales no se sanciona porque los jueces validan el argumento de que antes de esa violación ya no eran vírgenes.
“Se debe hacer la suma de niñas que son engañadas, con un mismo esquema, por un mismo grupo de personas.”
Hay que poner atención a este tipo de casos
-¿Esas redes están ligadas con casos de estupro?
-Van incluidas. Desde que era secretaria técnica del Senado para los asuntos de Ciudad Juárez, hacía llamados para que se pusiera atención en este tipo de casos. Hay algunos muy sonados, como por ejemplo el del prófugo (Héctor Armando) Lastra (Muñoz, ex subjefe de averiguaciones previas de la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, quien supuestamente está involucrado en una red de prostitución de jovencitas).
“Lo dejaron ir porque (la acusación en su contra) era un estupro, y como (se argumentó que) la joven no era virgen, entonces ya no hubo delito qué perseguir, pero nunca se sumó el número de estupros que había. Ahora ya lo están haciendo, y eso se debe hacer en todo el país.
-¿Ha desechado la posibilidad de que narcojúniors estén involucrados en algunos de los feminicidios en Juárez?
-No, y yo le quitaría lo narco y lo dejaría en júnior, para no juzgar a priori.
“Hay personas muy ‘decentes’ que participan en este tipo de consumo, en este tipo de servicios. También están los hijos de personas pudientes, que se les hace la cosa más común y corriente, y a muchos se les pasa la mano.”
-¿Existe una gran red de pederastia en México?
-O una serie de redes. Una gran red ya se descubrió. Empieza en Cancún, mejor dicho, en Tapachula. De ahí trasladan a las niñas a Cancún, ahí las explotan, pero a Cancún llegan de todas partes del mundo y aparentemente hay otros nexos.
-¿Tijuana, Veracruz, Juárez?
-Exactamente. Hay otra en el centro de la ciudad de México. Estamos hablando de la parte centro de la República.
-¿Puebla?
-Dejémoslo de ese tamaño, porque nos están dando información.
“Queremos tener tres oficinas regionales, una en el norte, otra en el sur y otra en el centro, porque no es una sola red.”
-¿Están interactuando?
-Muy probablemente, y no sólo a escala nacional, también internacional.
“Habría que hacer un llamado a todas aquellas personas que consideran ‘normal’ que en los centros turísticos de nuestro país les den atención con edecanes de alto nivel, porque no es más que prostitución, y cuando son jovencitas, seguro es pederastia.”
-¿Algo de esto tiene que ver con Succar Kuri y lo que denunció Lydia Cacho?
-Desde luego, esta es una de las grandes redes que ya está perfectamente documentada en la PGR. En el caso Succar Kuri, específicamente, se ha visto que hay muchos nexos internacionales. Más de los que se habían considerado.
“Lydia Cacho nunca imaginó de quién estaba protegiendo a esas niñas que acudieron al centro que dirige en Cancún. Nunca se dio cuenta de qué tan vasta era esa red.”
-¿Tijuana, Veracruz, Ciudad Juárez, Cancún, formaron parte de toda esta red en la que está involucrado Succar Kuri?
-Correcto, o red de redes, porque aunque hay vínculos, no podemos a ciencia cierta decir que son una misma red con una sola cabeza. Decirlo así significaría que si ya lo pescamos, ya desmantelamos todo. Yo no cantaría victoria.
Interacción de políticos y empresarios
-¿Está hablando de interacción entre el poder económico y el poder político?
-Exactamente a eso es a lo que me refiero. Empresarios muy ‘honorables’, consideran ‘normal’ que les ofrezcan estos servicios (sexoservicio) en los hoteles, y los utilizan.
-Usted posee información que conecta a Cancún con Ciudad Juárez.
-En una cosa y la otra hay similitudes importantes. Estoy recibiendo información importante del estado de México.
-¿La información que tiene indica que hay conexión de algunos homicidios de Juárez con Cancún y Succar?
-Más que con Succar, con las formas de actuar. Cómo envuelven a las niñas, cómo las enganchan con la promesa de convertirlas en edecanes o modelos, y en ese servicio presumiblemente encontraron a quien las asesinó. Entonces, se tienen las pistas. Las formas sí son muy similares en el estado de México, en Ciudad Juárez, en Cancún, en Tapachula.
-¿En Mazatlán y Acapulco, también?
-Hay elementos que faltan, y aunque es el mismo tipo de violencia en contra de las mujeres, el modus operandi es diferente.
-¿Es verdad que en determinado momento las menores son asesinadas o desaparecidas y su familia ya no sabe más de ellas, luego de que son engañadas con ser modelos?
-Exactamente, esos son los mecanismos.
-¿Esto que comenta incluye la posibilidad de que salieron de México “convencidas” de ser edecanes y fueron enviadas a Taiwán o Singapur?
-No sé ni para qué me pregunta, usted tiene más datos que yo.
-Porque sé que son datos que usted tiene, y que importa precisar.
-Eso es parte del trabajo. Es parte de lo que está investigando la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), porque no son redes mexicanas para consumo mexicano, eso nos debe quedar claro.
-¿Qué hay de los señalamientos de que están involucradas en estas redes escuelas de cómputo de Ciudad Juárez y Chihuahua?
-Vamos a revisar estas redes, estos vínculos.
Succar, sólo una de las cabezas
-¿Succar es la cabeza de la gran red?
-Tenemos una cabeza visible, digamos que tenemos a uno de los lidercillos, pero no estoy convencida todavía de que sea la cabeza.
-¿Por eso es tan importante el caso Lydia Cacho?
-Sí. Es más, para mí, Lydia Cacho no es un caso, para mí el caso es Succar Kuri. A ella la persiguen porque hay quienes quieren volver a tapar esa cloaca y Lydia no lo ha permitido.
-¿Investiga a operadores financieros en la zona centro del país trabajando para Succar? ¿Estaría hablando de operadores y enganchadores en Ciudad Juárez con nexos hacia la zona de Cancún?
-Así es como se está viendo y esa es la parte que no me corresponde hacer, está en manos de la SIEDO.
-Usted posee información de esa red de complicidades, ¿no es cierto?
-No en los casos de Ciudad Juárez, pero de los otros sí. Desde luego que estamos recibiendo información.
-En esta red de pederastas hay nombres que han empezado a salir, como los de Miguel Angel Yunes, Kamel Nacif, el propio gobernador de Puebla, Mario Marín, ¿los va a investigar su fiscalía?
-La Suprema Corte está recibiendo este asunto. Es cierto que lo que está viendo es al gobernador de Puebla y su relación con Nacif, y cómo afectaron a Lydia Cacho, pero desde luego la investigación que lleva a cabo va abarcar necesariamente más, el resto de las autoridades debemos estar llevando nuestros cuadernillos, apuntando, viendo, haciendo, pero tenemos que esperar, necesariamente, a que la Corte dé sus resultados.
-¿Miguel Angel Yunes es mencionado en alguno de los expedientes con los que se está pidiendo la extradición de Succar Kuri?
-Algunas víctimas lo mencionan como una de las personas que visitaba a Succar Kuri. Es así como lo mencionan.
-Y que participaba en el intercambio de niñas…
-Es así como lo mencionan. Pero insisto, todo está vinculado al caso que tiene la Corte en sus manos, tenemos que esperar a que esa instancia lo decida.

Joel Simon on Lydia: perils of journalism

Joel Simon is executive director of CPJ (Comittee to protect jornalists).
Words in Amnisty International Event, School of Law. New York University. April 5, 2007

We’re heard a lot already about Lydia as a human rights defender and an advocate for women’s rights. But Lydia is also an outstanding journalist – a columnist for various publications and the author of a groundbreaking book on the child prostitution in Mexico.
It is in this capacity that we at the Committee to Protect Journalists came to know Lydia. We’ve been inspired by her unstinting commitment to tell this painful and tragic story, despite physical threats and legal prosecution.
Now, what most know about the Mexican press is that journalists daily confront the threat of violence. This is true on the U.S./Mexico boarder, particularly in the last three years as the war between powerful drug cartels has intensified.
CPJ research shows that six journalists had been murdered in direct reprisal for their work since 2000; we are still investigating the circumstances surrounding the slayings of 10 other journalists during that period to determine if their deaths are work-related. Three journalists have also disappeared since 2005. Two of them were covering crime stories.
Violence and fear have had a devastating effect on the press, as reporters who cover crime and drug trafficking haven increasingly resort to self-censorship. Mexico’s justice system –overburdened and dysfunctional-, has failed to bring an end to this cycle of violence and appears far from solving any of the recent murders.
Ironically, the Mexican criminal justice system, which is incapable of prosecuting the killers of journalists, often moves with alacrity when journalists themselves are the victims of punitive lawsuits. This was certainly true in Lydia’s case. Continue reading “Joel Simon on Lydia: perils of journalism”

Meredith Tax on Lydia: the world is one place

Meredith Tax is presidente of Women´s World.
Words in Amnisty International Event, School of Law. New York University. April 5, 2007

I represent Women’s WORLD, a global free speech network of feminist writers. Together with PEN American Center, we nominated Lydia Cacho for the Ginetta Sagan prize because she exemplifies the writer’s obligation to seek out the truth and tell it, even when it is dangerous to do so. In any country where the government, mainstream media, and big business are in bed together, democracy itself depends on what Doris Lessing has called “the small personal voice,” the courage of individual writers and journalists and activists who are clear-sighted enough to identify social problems and courageous enough to name them, sometimes against great odds.
And while any writer who tells unpleasant truths is likely to be attacked, these attacks are often especially vicious when the writer is female, for, in many parts of the world, people still believe that a woman, simply because she is a woman, should have no right to personal autonomy and no public voice. Though the Latin American feminist movement has fought this view of the natural subordination of women for the last thirty years, millions of poor women and children, some of whom cannot read or write or speak only indigenous languages, still have no social leverage, no public voice. A writer like Lydia thus performs an essential social service by bringing their injuries to light.
Women’s WORLD, which is an acronym for the Women’s World Organization for Rights, Literature, and Development, formed in 1994 to protect people like Lydia because we felt that the world was changing in a way that particularly affected feminist writer-activists. Women have, in fact, become a central focus of the great dynamic conflict of our time, the conflict between globalized capitalist modernization, led by US free marketeers, and the nationalist, ethnic, and fundamentalist rightwing identity movements that burst from the ruins of the Cold War system. Today’s world is shaped by the conflict between globalization and these rightwing identity movements. Most of the defense work I have done has concerned writers who were threatened by fundamentalists, because control of women is central to their project, but Lydia is a clear case of a feminist writer under threat because of the forces of globalization. I want to talk about these aspects of Lydia’s case, and the way porn, child porn, and trafficking must be seen in terms of the unequal economic relationship between the US and Mexico and a culture of corruption and impunity on both sides of the border. Let us look at two of the chief bad guys in this case. Continue reading “Meredith Tax on Lydia: the world is one place”

Preparan en Capitolio de EU carta de apoyo a la periodista Lydia Cacho

lydia_cacho_1.jpgOrganizaciones de derechos humanos y congresistas de Estados Unidos preparan en el Capitolio una carta en apoyo a la labor de la periodista mexicana Lydia Cacho, por su trabajo a favor de mujeres y niños víctimas de violencia, reporta REFORMA. En una reunión de trabajo con la periodista, varias organizaciones anunciaron que redactan el documento que circulará en el Congreso de EU. “Vamos a iniciar una carta, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, a favor del caso de Lydia”, comentó Renata Rendón, directora de defensoría para las Américas de Amnistía Internacional (AI) en EU. Tras recibir el pasado 23 de marzo, en Milwaukee, el premio anual de derechos humanos ‘Ginetta Sagan’, por parte de Amnistía Internacional en EU, Cacho visitó Washington, donde tuvo citas en el Departamento de Estado y en el Congreso. La periodista sostuvo el lunes una reunión con la legisladora demócrata por California, Hilda Solís, a quien explicó el status de su caso, dice REFORMA. Además de sus reuniones en Washington y su premio en Milwaukee, Cacho ha recorrido por más de dos semanas diversas ciudades de EU, incluidas Chicago, Los Ángeles y San Francisco, en una gira organizada por Amnistía Internacional. “La idea de todo este tour es asegurar que entendamos que el turismo sexual y la violencia contra la mujer es un problema global, y aunque yo seguiré trabajando desde Cancún, debemos unirnos desde diversos puntos para denunciarlo”, apuntó Cacho. La periodista concluirá su gira por Estados Unidos entre el 4 y 6 de abril, con diversos eventos en la ciudad de Nueva York, entre los que destaca una reunión con escritores.
LEA NOTAS ANTERIORES DE UNAFUENTE.COM:
LA PERIODISTA LYDIA CACHO ESTARÁ EN WASHINGTON PARA SER HOMENAJEADA POR AMNISTÍA INTERNACIONAL; UNA HISTORIA DE HORROR: WASHINGTON POST
PUBLICAN PARTE DEL RESULTADO EN CASO LYDIA CACHO
MARIO MARÍN AFIRMA QUE EN EL CASO DE LYDIA CACHO “SON CHISMES DE LAVADERO”
EN EL CASO LYDIA CACHO, SCJN ME IMPIDE HABLAR: BLANCA LAURA VILLEDA