ENTRE PERROS

Entre perros te veas
Lydia Cacho
Es un reportero joven que durante años ha entrevistando a malos y a no tan malos, investigando las historias que a muchos les parecen de novela. Es uno de los mejores nuevos periodistas del país y por seguir honesto, por no avergonzarse de su éxito y  de sus múltiples premios, en su vida personal ha perdido de todo, amores y amistades; porque en este país para hacer buen periodismo sobre crimen organizado y mantenerse impoluto e incorrupto hay que jugársela y Alejandro Almazán se la ha jugado.
En cinco años tejió las vidas de personajes que descubrieron en el mal una forma de vida. Escribió el mapa de una raza que incrementa su pasión por la violencia, la envidia y el desamor, que deja solos a quienes se atreven, que venera las armas y la guerra, que les canta y les reza a los narcos. Así nació entre perros, la primera novela de Almazán.
Yo, como la mayoría de mexicanas estoy harta de la nota roja, pero me rehúso a ser partícipe del silencio que es el mejor cómplice de la mentira. Por esa misma razón me parece que su primera novela debe ser leída en todas partes, dentro y fuera de México. Entre su méritos está el padrinazgo del  estupendo escritor Elmer Mendoza, quien acompañó al autor en la experiencia de novelar con un cabal manejo del lenguaje, un ritmo  implacable y una impresionante habilidad para detallar las minucias que manifiestan la esencia de la corrupción mexicana en todas sus facetas, particularmente la corrupción del espíritu humano, la de la vida que poco importa, la del dinero que lo es todo, la del poder que  destruye y se crece ante el miedo de los otros.
Hay periodistas amenazados que emigran para salvarse, Alejandro Almazán decidió escribir ficción como catarsis de sus miedos, de sus pérdidas, de su divorcio, de sus angustias por la realidad.
Él narra el mal pero no lo disfruta, lo revela, lo desnuda y nos ayuda a pensar con Entre perros que México necesita reconstruirse de manera celular, vital, individual y sólo entonces podrá haber una transformación colectiva.
Leerlo me recordó que mientras más se intente ocultar la descomposición social, más se nutre el descontento y se contagia la pasión por la aniquilación de las y los otros. Alejandro Almazán es el Roberto Saviano mexicano. En este libro retrata a México tal como es, sin pedir perdón ni permiso y eso lo hace profundamente valioso como literatura, como acto de congruencia de un periodista que tuvo que recurrir a la novela para contar toda la verdad, que lo hizo bien y que ayudará  a propios y extraños a entender la psicología del narco y de una buena parte de la población que abdica cada día de su responsabilidad social y destruye sin medida ante la mirada cómplice o amedrentada de otros. Lealo y usted dirá lo publica Mondadori literatura y se vende en librerías.

BLADIMIR: OTRO COLEGA ASESINADO

ASESINADO OTRO PERIODISTA EN EL ESTADO DE DURANGO
El cuerpo sin vida de Bladimir Antuna García, periodista mexicano especializado en cuestiones de seguridad en el diario El Tiempo de Durango, apareció en la noche del 2 de noviembre de 2009, según un comunicado que ha hecho la Procuraduría General del Estado de Durango. El periodista fue secuestrado esa misma mañana, cuando acudía al trabajo. Según fuentes oficiales, el fallecimiento se debió a «asfixia por estrangulación». El cuerpo presentaba también heridas de bala en cráneo y abdomen. Cerca del cadaver apareció un mensaje, cuyo contenido aún no se ha dado a conocer.
“Envíamos nuestro más sentido pésame a la familia de Bladimir Antuna García. Sentimos una inmensa rabia por este asesinato que habría podido evitarse ya que, en efecto, la Fiscalía General de Durango estaba al corriente de las amenazas de muerte recibidas por Bladimir Antuna, pero no hizo nada para garantizar su protección. El asesinato, pocos meses antes y presumiblemente por los mismos autores, de Eliseo Barrón (leer el comunicado del 28 de mayo de 2009), tendría que haber servido de advertencia a las autoridades. El estado de Durango, bastión del crimen organizado donde impera la impunidad, se ha convertido en un infierno para quienes defienden una prensa libre y una información transparente. Una vez más, hacemos un llamamiento a las autoridades federales para que creen programas de protección que terminen con este siniestro recuento”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.
Bladimir Antuna ya había sufrido un atentado el 28 de abril de 2009. Entonces, unos desconocidos dispararon a su domicilio. Además, según el CEPET (Centro de Periodismo y Etica Pública), el reportero recibía frecuentemente llamadas anónimas en su teléfono móvil, o en la redacción de El Tiempo, advirtiéndole acerca de las infomaciones que publicaba.
Pocos días después del salvaje asesinato de Eliseo Barrón, que tuvo lugar el 26 de mayo de 2009, Bladimir Antuna manifestó que llevaba varios meses recibiendo amenazas de presuntos miembros de los Zetas, un grupo criminal relacionado con el Cartel del Golfo. De hecho, y siempre según el CEPET, Bladimir Antuna intercambió información con Eliseo Barrón a propósito de la corrupción policial y el crimen organizado, poco antes de la muerte de este último. Los asesinos de Eliseo Barrón, miembros de los Zetas, fueron detenidos el pasado 6 de junio y reconocieron el asesinato que, dijeron, tenía como objetivo obligar a autocensurarse a la prensa local (leer el comunicado del 16 de junio de 2009).
México es el escenario de una triste hecatombe que, desde el comienzo del año 2000, ha dado como resultado 56 periodistas asesinados por motivos relacionados con su profesión. México ocupa el lugar 137, entre 175 países, en la clasificación mundial de la libertad de prensa elaborada por Reporteros sin Fronteras en 2009.

COLOSIO Y VASCONCELOS: SECRETOS ENTERRADOS

PLAN B
Lydia Cacho
Cuatro cosas asegura la sociedad mexicana y difícilmente podrá demostrarlas: que a Colosio lo mandaron matar los Salinas por negarse a negociar con el Cártel del Golfo. Que la fuga del Chapo fue un acuerdo presidencial. Que la muerte de Mouriño no fue accidental y que la guerra contra el narcotráfico terminará en negociación y no en erradicación.
Semanas antes de morir en un avionazo al lado de Mouriño, el ex fiscal antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos me dio una entrevista. Él estaba seguro de que moriría a manos del narco. Cuando más miedo tuvo fue al descubrir en 2005 cómo había planeado asesinarlo el famoso sicario Edgar Valdéz La Barbie. Me dijo que Noé Mandujano (ex fiscal ahora preso) no era confiable y que Marisela Morales (actual fiscal antidrogas) es demasiado honesta para estar en PGR.
Vasconcelos aseguraba que el secreto en el control de la narcoviolencia no radica en la negociación simple sino en el manejo adecuado de equilibrios de poder. Según él las estrategias de EU ejemplifican el acuerdo idóneo entre Estado y cárteles. Para México sería muy difícil. Auguró que la guerra sangrienta duraría cuatro años, pero con la participación del gobierno estadounidense y una limpieza específica de ciertos miembros se lograría una estabilización progresiva. Bromeó diciendo que si llegara a viejo escribiría un libro; material tenía de sobra.
Recientemente EL UNIVERSAL aportó evidencias de lo que medio México argumentaba sin datos duros: el crimen organizado goza de cabal salud en EU. Los traficantes de armas, personas y drogas están vinculados con agentes de la DEA, ICE, FBI y policías locales de estados yanquis. Los gobernadores del corredor bilateral trabajan por una paz estabilizadora que evite sangre y violencia descontrolada; tanto alcaldes como sherifs saben que no pueden abatir a los cárteles, no tienen las herramientas, ni el poder, ni la autorización de Washington.
La semana pasada estuve en Laredo y Nuevo Laredo; Texas y México. La tensión social y la presencia del crimen organizado está en ambos lados, y aunque los cárteles están ligados, en Texas es menos evidente. En México un ex alcalde asociado al narco, que se sospecha mandó asesinar al reportero de El Mañana por seguirle la pista de sus vínculos criminales, tiene asolados a los periodistas y ha incursionado en el manejo de medios abriendo un periódico. Los taxistas me advirtieron que hay restaurantes en los que no debía entrar porque son territorio de tal o cual capo. Miles de personas tienen miedo, se respira. Otras miles tienen trabajo y dinero gracias al narco, se nota.
Luego de una plática con estudiantes universitarios en Laredo recordé a Vasconcelos. Su preocupación era que la guerra abierta mostrara un país tan descompuesto por la corrupción social que no hallara camino de regreso. Muy pocos tienen evidencia de qué tan sucias tenía las manos el hombre que más extradiciones llevó a cabo en la historia de México, lo cierto es que igual que Colosio él conocía las entrañas del monstruo. Ambos se llevaron su versión a la tumba ¿o aparecerá el libro de Vaconcelos?

Los demonios del Edén

Portada del libro "Los demonios del Edén"
Portada del libro "Los demonios del Edén"

Los demonios del Edén.

 

En el prólogo de Los Demonios del Edén, Lydia Cacho comenta que “el reto del periodismo es recontar historias humanas para comprender mejor el mundo que nos rodea…”. Lo que Lydia reúne en su libro, son los testimonios, fotografías y documentos oficiales que cuentan la historia de una red criminal en el estado de Quintana roo. La respuesta (detención de Lydia Cacho) ante la publicación de esta información confirma las redes de poder que protegen a los criminales como Jean Surcar Kuri. Lydia es periodista y es feminista, es directora del Centro Integral de Atención a la Mujeres y es una especialista en violencia de género para la Agencia de la Naciones Unidas para la Mujer. Nunca lo ha escondido y ella parte desde esa perspectiva para contar la historia de una red de pornografía infantil. Es cierto que a lo largo del libro, hay mucho más espacio dedicado a dar las versiones de las víctimas, que de los victimarios. Pero al final del libro, Lydia aclara que algunos de los funcionarios mencionados en el libro no dieron respuesta al ser invitados a dar su versión.Además de los testimonios de las víctimas, Lydia investigó en documentos oficiales, grabaciones de video y voz, y recurrió a expertos legales para escribir la historia.La demanda de difamación que enfrenta esta periodista es el ejemplo perfecto de un sistema de gobierno que atenta contra la libertad de expresión. Nuestro país es uno de los pocos en donde se castiga con cárcel este tipo de delitos (delitos de opinión). Kamel Nacif aparece mencionado en el libro, dentro de los testimonios de las víctimas (Por ejemplo: “ Johnny y Camel iban juntos a las Vegas”). Varias notas periodísticas ya habían cubierto sus relaciones con el juego, el presunto lavado de dinero en Las Vegas y las denuncias por acoso sexual en sus maquiladoras.Más tarde, Nacif admitió el apoyo del gobernador de Puebla, Mario Marín, para generar una orden de aprehensión en contra de Lydia Cacho. (Reforma, 24 de octubre). Varias organizaciones no gubernamentales se han pronunciado en contra de la aplicación de una ley de difamación anacrónica e injusta. Las recomendaciones formuladas por organismos de Naciones Unidas señalan que esta ley debería ser aplicada sólo cuando se compruebe que se actuó con la voluntad deliberada de lesionar la fama moral de una persona, y siempre que dichas imputaciones sean falsas y se omitiera verificar la información”. Además de despenalizar este delito.Las autoridades parecen más prontas a encarcelar a periodistas que a pederastas. El Estado debe de garantizar la libertad de expresión y establecer condiciones necesarias para que los comunicadores puedan realizar su trabajo. El reto del periodismo en este país, es poder contar las historias humanas, sin que el mundo que intenta comprender sea el primero en guardar silencio.

 

fuente: http://es.shvoong.com


 

COMPRA: Aquí

Memorias de una infamia

Portada del libro "Memorias de una infamia"
Portada del libro "Memorias de una infamia" COMPRAR

En su último libro, Memorias de una infamia (Grijalbo), la periodista relata sus orígenes como luchadora social por los derechos humanos y la detención que sufrió por orden de poderosos políticos denunciados en su libro.

 

En el caso de muchos libros se trata de más que mero entretenimiento. Se tata de revelar injusticias, expresar problemas y, a veces, también de emplearse por un mundo mejor. No es de sorprender que los autores de esos libros, y también las editoriales que los publican, tengan que luchar una y otra vez con resistencias, por lo general por parte de las personas que quieren ocultar esas injusticias o que se ven acusadas públicamente en dichos libros. La periodista Lydia Cacho Ribeiroescribe libros así. Con la editorial mexicana Grijalbo, de Random House Mondadori ha publicado dos obras en las que registra valerosamente lo que ha descubierto sobre la corrupción en su país, México. Valerosamente porque se ve amenazada con regularidad, ha de luchar ante los tribunales por su credibilidad e incluso temer por su vida desde que en su primer libro, Los demonios del Edén (Grijalbo), demostró que importantes hombres de negocios y políticos de alto rango estaban involucrados en una red internacional de pornografía y abuso de menores.

 

La UNESCO distingue ahora a Lydia Cacho por su trabajo con el premio Guillermo Cano a la libertad de prensa. El jurado de periodistas y editores motiva la elección de este modo: « Los miembros del jurado quedaron impresionados por el coraje mostrado por Lydia Cacho Ribeiro, ya que continúa denunciando la corrupción política, el crimen organizado y la violencia doméstica, frente a amenazas de muerte, ataques contra su vida y batallas legales.» Más adelante dice que «un periodista o una periodista que conoce el ambiente antagónico en el que se mueve y continúa cumpliendo el deber de mantener informados a sus lectores, oyentes o telespectadores sobre la sociedad en la que viven, merece reconocimiento por su contribución a la libertad de expresión en el mundo.»
 
La lista de los premios Guillermo Cano a la libertad de prensa de la UNESCO se lee, en efecto, como un triste testimonio del desprecio mundial por la libertad de prensa y de opinión. El año pasado, ese premio se concedió a título póstumo a la periodista rusa Anna Politowskaya, crítica con el gobierno, asesinada en Moscú en 2006. El año anterior, el premio fue para May Chidiac; la periodista libanesa, crítica con Siria, fue víctima de un atentado con coche bomba en el que perdió el brazo y la pierna izquierdos. También los demás premiados se han destacado especialmente por su valor para seguir escribiendo lo que consideran correcto e importante a pesar de las amenazas. Muchos han estado o están en prisión, han sido torturados o han sobrevivido a atentados.
 
Cristóbal Pera, director editorial de Random House Mondadori México, se alegra mucho del reconocimiento internacional por la UNESCO del trabajo de Lydia Cacho. Pues se decidió por convicción a editar los libros de Lydia Cacho: «Como editor tuve el honor de editar y conocer a Anna Politkovskaya en España —recuerda— y vi con mucha pena cómo su papel de periodista crítica con el poder le costó la vida. Después de esa experiencia, conocer a Lydia Cacho y editar sus reportajes implacables con la corrupción es para Grijalbo en México un orgullo que comparte toda la editorial, para quien la periodista es más que una autora, es una causa.» Cristóbal Pera recuerda: «Tras publicar en Grijalbo su primer libro, Los demonios del Edén, donde revelaba una red internacional de pornografía y abuso infantil con conexiones de hombres de negocios y políticos mexicanos, la editorial se vio acosada por políticos influyentes que trataron de impedir su presentación.»
 
Según sus palabras, «Grijalbo es el sello editorial líder en libros políticos críticos con el poder y la corrupción en México. Lydia Cacho ha publicado recientemente Memorias de una infamia, donde relata la detención ilegal que sufrió por orden del gobernador de Puebla, Mario Marín, para proteger a algunos hombres de negocios denunciados en el primer libro de la periodista. Este premio de la UNESCO a Lydia Cacho es una confirmación más de que la situación de esta arriesgada periodista, comprometida con denunciar la corrupción hasta en las más altas esferas, representa un caso de libertad de expresión de interés internacional.» Cacho ya recibió en 2006 el premio Francisco Ojeda al coraje periodístico, en el año 2007 el premio Ginetta Sagan de Amnistía Internacional para los derechos de las mujeres y de los niños.
El premio Guillermo Cano de la UNESCO, dotado con 25.000 dólares, le será entregado a Lydia Cacho el Día mundial de la libertad de Prensa, el 3 de mayo, en Maputo, Mozambique, de manos del director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura. La UNESCO entrega anualmente este premio desde 1997 en reconocimiento de la labor de una persona o una organización en defensa o fomento de la libertad de prensa. El epónimo del premio es el editor colombiano de periódicos Guillermo Cano, asesinado en 1987 por sus informes sobre barones de la droga influyentes de su país. (jl)

 

MEMOIRS OF A DISGRACE: THE STORY OF LYDIA CACHO

Lydia Cacho at a Supreme Court hearing.

Some books are much more than pure entertainment. They are about uncovering social grievances, addressing problems and sometimes about fighting for a better world. It’s no surprise that the authors of these books and also their publishers have to constantly battle resistance – mostly from people who want to cover up the abuses, or who are publicly accused in these books. The journalist Lydia Cacho Ribeiro writes such books. She has published two works through Random House Mondadori’s Mexican imprint Grijalbo, in which she courageously writes about the corruption she has uncovered in Mexico, her native country. Courageous because she is regularly threatened, has to fight for her credibility in court and even fears for her life since she exposed the involvement of leading business people and high-profile politicians in an international network of pornography and child molestation in her first book “Los Demonios del Edén“ (The Demons of Eden; Grijalbo.)
 
UNESCO has now awarded Lydia Cacho Ribeiro the Guillermo Cano World Press Freedom Prize for her work. Joe Thloloe, President of the jury of 14 professional journalists and editors from all over the world, and Press Ombudsman of the Press Council of South Africa, explained the choice of this year’s laureate: “Members of the jury were impressed by the courage of Lydia Cacho Ribeiro as she continues to expose political corruption, organized crime and domestic violence in the face of death threats, an attempt on her life and legal battles. For me, a journalist who knows the antagonistic environment in which he or she operates and continues to do the right thing by keeping readers, listeners or viewers informed about their society deserves recognition for their contribution to freedom of expression around the world. Lydia Cacho is such a laureate.”
 
The list of winners of the UNESCO Guillermo Guillermo Cano World Press Freedom Prize reads like a sad testimony of worldwide disdain for press freedom and freedom of speech itself. Last year the prize was awarded posthumously to the Russian journalist critical of the government Anna Politkovskaya, who was murdered in Moscow in 2006. The year before that, the prize went to Lebanese journalist May Chidiac, a critic of Syria who lost her left forearm and leg in a car bomb attack. The other laureates have also particularly distinguished themselves with their courage to write what they regarded as right and important despite threats. Many are, or were, in prison, or have suffered torture or survived attacks.

The Grijalbo publishing house was also put under pressure
 
Cristóbal Pera, editorial director of Random House Mondadori México, is delighted by the international appreciation of Lydia Cacho’s work shown by UNESCO, as he publishes Cacho’s books out of conviction: “I had the honor of publishing Anna Politkovskaya in Spain and of meeting her in person,” he remembers. “And I have had to painfully watch how her role as a critical journalist cost her her life.” After this experience the publishing house Grijalbo is very proud “to know Lydia Cacho and to publish her relentless reports about corruption.” The journalist is more than an author, it’s all about conviction. Not only Cacho, but also her publishers Grijalbo took a clear stand by publishing the book. Cristóbal Pera remembers: “After Grijalbo had published her first book ‘Los Demonios del Edén’ ( … ) the publishing house found itself confronted with legal accusations along with the author, and under pressure from influential politicians who tried to prevent the publication of the book.”
 
Grijalbo claims to be the leading publishing house in Mexico for critical books on the subject of politics and corruption. Cacho’s latest book, “Memorias de una infamia” (“Memories of a disgrace”), has also been published by Grijalbo. Here she describes how she was harassed after the publication of her first book by powerful politicians and even arrested on order of the governor of Puebla, Mario Marín. According to Cristóbal Pera, the UNESCO prize for Lydia Cacho shows “that the situation of this courageous journalist who commits herself to uncovering corruption in the highest echelons of society, is a case of freedom of speech that deserves international interest.” Cacho has already received the Francisco Ojeda Award for journalistic courage in 2006 and the Amnesty International Ginetta Sagan Award for the rights of women and children in 2007.
 
Lydia Cacho will be presented with the $25,000 UNESCO Guillermo Cano Prize by UNESCO Director-General Koïchiro Matsuura, in Maputo, Mozambique, on May 3, World Press Freedom Day. UNESCO has awarded the prize every year since 1997 in recognition of the work of an individual or organization in defending or supporting press freedom. The prize is named after Colombian newspaper editor Guillermo Cano, who was murdered in 1987 because of his reports on influential drug barons in his country. (jl)

AUTOR DE VERSIÓN EN INGLÉS Y ESPAÑOL: intranet de Bertelsmann

 

COMPRAR: AQUÍ


¡Digamos basta! voto nulo

Lydia Cacho
Yo no se usted, pero yo estoy cansada de encender la televisión y ver a Emilio Gamboa, líder de las mafias del PRI preconizar sobre la justicia. Indignada de ver a Germán Martínez como una hiena golosa disfrutando los puntos electorales que gana el PAN con las criaturas asesinados en una bodega-guardería de Sonora. Harta de López Obrador actuando como desquiciado manipulando candidatos como su fuera una boda de kermes. Ese AMLO que hace dos años inspiró al hablar de la necesidad de elecciones transparentes y de candidatos patriotas. Estoy harta de saber que la hija de Salinas Pliego sea quien decida si se aprueban o no las leyes de las que ha abusado sistemáticamente la empresa de su padre. Indignada de que Calderón siga explotando la guerra para amedrentar a sus opositores y para manipular las elecciones (como hizo Bush jr). O que de esté en manos del PRI en el Congreso la posibilidad de proteger a las y los periodistas por investigar actos de corrupción. Me parece inaceptable que desde las cúpulas partidarias se proteja a bandas de pedófilos, y que Televisa controle una parte del Congreso y las elecciones con noticieros esquizofrénicos. Harta de que el PRD haya elegido a una cantante- pastor cristiano para alcalde de Cancún; un necio que se niega a escuchar a la sociedad y sus necesidades. Harta de que  el priísta Jorge Polanco, ex asistente personal de Mario Villanueva (preso por vínculos con el narcotráfico) ahora sea el gestor económico del PT, y a falta de candidatos ponga, con un cinismo sin parangón, a su hija como candidata a diputada. Harta de una priísta prostituida como Laura Fernández, quien hizo su carrera aludiendo a los derechos de las mujeres (IQM) y  operó, de la mano del Obispo, una regresión a 50 años en la salud sexual y reproductiva de las quintanarroenses.
Sabemos que los partidos compran votos y no podemos evitarlo hasta que la gente deje de corromperse. Nos queda claro que  las candidaturas no representan a las mayorías; que son negocio de un puñado de corruptos, apátridas que buscan hacerse de más terrenos, de más fortuna, de más influencia.
El voto nulo es un paso trascendental en todo el país, en Quintana Roo también. No, no cambiará nada en tres años, pero los partidos sabrán que no representan a nada ni a nadie, los recursos asignados a los partidos serán revisados por el IFE ante el fracaso de las elecciones. Las guerras se ganan batalla por batalla; con principios, valores y estrategias.
Ya hubo un movimiento electoral al que algunos tacharon de desquiciado. Era 1880 y la mexicanas que crearon Violetas del Anahuac juraron que algún día las mujeres de este país podrían votar e ir a la Universidad. En 1935 se agruparon y en 1946 las mujeres votaron; en 1953 pudieron ser electas en todo el país. Sin su perseverancia ni yo podría ser periodista, ni muchas más podrían ser libres, y este país sería un símil de reducto Talibán. Las transformaciones sociales y políticas son lentas, se necesita perseverancia y congruencia para inducirlas. Para renovar hay que desarticular. La esperanza no acepta cobardía.
A pesar de la frustración que sentimos millones de personas, estoy segura de que el país puede y va a cambiar. Por eso sostengo que anular mi voto con una cruz  es mi aportación ciudadana. Creo que votar por el menos peor nos mantendrá esclavizadas. Estoy segura de que los próximos años serán difíciles y que el cambio no vendrá pronto; pero llegará con transformaciones de fondo, no con sometimiento a la corrupción. Anular el voto es decirles a los herederos de la ignominia que no se merecen nuestra confianza y que cada vez que tomen una decisión equivocada la sociedad saldrá a las calles, a señalar a los redentores corruptos y mentirosos, a las hijas de la corrupción, a los traidores de la democracia. www.lydiacacho.net

¡ANULA TU VOTO!

Gracias a sus opiniones corregí mi columna de El universal, y ahora queda más claro: anular el voto es construir la democracia.

Mi voto anulado

Lydia Cacho

La gran mayoría de personas adultas poseedoras de una credencial electoral hemos pasado los últimos dos meses preguntándonos y debatiendo qué hacer con nuestro voto. Las y los políticos por su parte han montado un circo espectacular, la credibilidad de quienes conforman el aparato del Estado ha llegado a su límite y va sin duda alguna hacia una estrepitosa caída. Es por ello que todos los partidos, sin excepción han elegido la mercadotecnia de la fama y el nombre para cooptar votos. Vemos carteles de deportistas, modelos, boxeadores, escritoras, bailarinas, corruptos cantantes de música cristiana, hijos de multimillonarios harineros, jefes de noticias de monopolios televisivos; todos ellos prometiendo  honestidad y efectividad. El tratamiento que los partidos nos están dando como sociedad al elegir a sus candidatos es el de imbéciles. El insulto no podía ser mayor. El PRI y el PAN se coluden para ganar a costa de los derechos de las mujeres, el PRI y el PRD se hermanan y venden candidaturas en los estados; el caos es intencional no casual. Las elecciones manipuladas no construyen una democracia, la impiden.

México está viviendo un periodo negro. La delincuencia, dice Ernesto López Portillo, se ha convertido en una forma de vida, se ha masificado el mercado de la ilegalidad. El país celebró el cambio de partido en el poder y ahora entendemos que al desmoronarse  el régimen experto en administrar el crimen, la violencia y la ilegalidad, estas se masificaron y quedaron fuera de control.

De la mano de ese hecho político, está el fortalecimiento de políticas que favorecen a los ricos y excluyen a los pobres. El Estado no está capacitado para imponer la ley. Lo que sigue igual que antes es la falta de transparencia en todas las áreas de la vida política. Mientras las y los periodistas arrojamos luz ante la élite en el poder que alimenta la descomposición del país, la sociedad se indigna ante grabaciones, las élites se ríen, las televisoras se coluden con las élites y los partidos nos dicen que vivimos en un sistema político en el cuál mandan las mayorías: una democracia. Si no fuera indigno causaría risa.

En la medida en que los partidos pongan en las cámaras de diputados y senadores a sus operadores, a personas famosas, ignorantes del manejo de los mecanismos del poder y la política, desconocedoras de las leyes y sus vericuetos, las élites corruptas que ahora controlan el poder en el país, tendrán un mayor éxito en su empresa de fortalecer el pacto  de impunidad que tiene paralizado al país. El voto forzado a lo “menos peor” es el peor de los votos. Que las buenas escritoras escriban, que los deportistas ganen medallas, que los cantantes canten, que las televisoras engañen desde su propio espacio, pero que no monten el teatro de la democracia.

Por esas razones y otras más yo anularé mi voto con la leyenda ANULO MI VOTO. Aunque no exista la figura jurídica del voto en blanco como en Argentina, aunque los partidos digan que salieron nulos, ellos sabrán muy bien que el mensaje es: no soy tu cómplice, no me engañas, no me usas, esos candidatos no me representan. El abstencionismo es abulia, el voto anulado es una acción ciudadana, un acto de libertad, una rebelión pacífica, un acto de congruencia, un acto de civismo. Si quieres saber cómo entra en:  http://canale.elmandado.com.mx/2009/05/29/%C2%BFanula-tu-voto/

 

¿Qué hacer con este país?

Plan b
Lydia Cacho
En Los Pinos declaran la guerra al Narco y militarizan al país, en Los Pinos acuerdan hacer acuerdos con los peor del PRI a cambio de no llevar ante la justicia a sus próceres delictivos, expresidentes, senadores, diputados y gobernadores. En Los Pinos se acuerda emitir la alerta 5 por la epidemia de Influenza A  y las hoteleras transnacionales, multimillonarias, despiden temporalmente a cien mil personas y sus chequeras quedan intocadas. Desde Los Pinos nos anuncian que la guerra y la militarización salvaron a nuestros hijos e hijas de las drogas, y  a la humanidad entera. En Los Pinos nos dicen que esta crisis del país era inevitable, que alguien tenía que comenzar la guerra; que nadie puede evitar que asesinen periodistas, que no se pudieron evitar las muertes por epidemia, ni los feminicidios. En Los Pinos nos dicen que a los narcos hay que encarcelarlos, pero luego sus colegas vacían las cárceles en 5 minutos o en los estados lo criminales las dirigen convirtiéndolas en sus cuarteles.
Las crisis no son culpa de los medios, como aseguran algunos, las crisis son resultado de estrategias políticas, empresariales, criminales. La crisis, diría Eduardo Galeano, multiplica el miedo, y el miedo convierte la injusticia en fatalidad del destino. La guerra y la crisis multiplican la pobreza y la pobreza ofrece brazos que trabajan por poco a nada con tal de alimentar a sus familias. La guerra, sigue Galeano, otorga dinerales a los traficantes de armas y a los secuestradores de civiles. La guerra asesina a los que denuncian las causas de la guerra, para que la guerra y la crisis sean tan inexplicables como inevitables.
Pero la crisis y la guerra no nos quiebran. Nos indignan, nos agotan, nos desalientan, nos confunden, pero no nos quiebran. Las mexicanas y los mexicanos seguimos intuyendo que todo va a mejorar, que el país va a transformarse, algunos dicen que se necesita una revolución, otros una elección limpia, algunas dicen que basta una nueva educación. Para hallar respuestas necesitamos conocer la verdad y hacer preguntas útiles.
Lo que sí sabemos es que si no nos informamos, no hay manera de indignarse y sin indignación sólo hay esclavitud y silencio. Cuando Televisa oculta en sus noticieros las declaraciones de Miguel  de la Madrid, o las violaciones de militares en Juárez, cuando vende silencio lo mismo que noticias, nutre la crisis. Cuando nos quedamos sólo con la versión oficial, nutrimos la crisis, alimentamos el miedo. Cuando creemos que persistir en mostrar a los poderosos corruptos es un circo inútil, les damos más poder para ser más corruptos. Cuando creemos que buscar la verdad es ser pesimista, o que criticar a un partido es ser partidista nulificamos el debate.
Sí, habrá que seguir señalando, desentrañando la verdad, indignándose ante la violencia, la mentira oficial y la corrupción. Trabajar en cada espacio personal y comunitario es indispensable, pero no es sino a través de la búsqueda que se encuentran respuestas, alianzas, soluciones. Somos 104 millones de mexicanas y mexicanos, sólo un 0.5 por ciento nos gobierna pero la crisis y el miedo nos han hecho creer que nuestras vidas y nuestro futuro están en sus manos ¿No es eso  extraño?. www.lydiacacho.net

LIBERTAD DE EXPRESION PARA CUBA

En el sexto aniversario de la Primavera Negra en Cuba, PEN publica una postal exigiendo la libertad de 25 escritores y escritoras encarceladas
 
19 de marzo, 2009
 
Hace seis años en esta semana, 35  escritoras y escritores, periodistas y bibliotecarios independientes fueron arrestados como parte de las medidas severas tomadas en contra de supuestos disidentes; 22 de ellos siguen encarcelados, junto con tres otros que fueron arrestados más tarde. El Comité de Escritores en Prisión del PEN Internacional (el WiPC por sus siglas en inglés) hace disponible hoy una postal exigiendo la liberación de estos 25 escritores.

 

Para conmemorar el sexto aniversario de la Primavera Negra en Cuba y el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo), el WiPC ha producido una postal exigiendo a las autoridades cubanas que liberen a los 25 escritores, periodistas y bibliotecarios independientes que se encuentran en prisión en la isla. La postal contiene una estrofa de un poema escrito por el escritor previamente encarcelado Ángel Cuadra, quien es actualmente el Presidente del Centro PEN de Escritores Cubanos en el Exilio.

 

Se invita a los miembros de PEN a que impriman copias de la postal y que firmen y manden tantas postales como les sea posible durante el 2009. La postal, la cual está disponible en español y en inglés, ha sido adjuntada aquí y también estará disponible para descargar en la página de Internet del PEN Internacional.

 
Para más información sobre los escritores, periodistas y bibliotecarios independientes que están actualmente en prisión en Cuba, por favor haga clic aquí.
 Para más información sobre la campaña de Libertad para escribir en las Américas del WiPC, visite http://www.internationalpen.org.uk/go/libertad-de-expresi-n/campa-as.
——————————————————————————————————————–

TODO MEXICO CON ARISTEGUI 102.5 FM

¡Por fin luego de 12 meses Carmen Aristegui vuelve a la radio en todo México!
JEPG
Claro que no nos la perdemos en su programa de CNN en español, eso es cierto, pero su noticiero matutino accesible a toda la población en todo México, resultaba fundamental. Ahora MVS, que fue la casa original en la que Carmen comenzó a hacer noticieros con el también estupendo periodista Javier Solórzano, la invita de regreso.
Eso hay que celebrarlo en doble partida, puesto que a lo largo del 2008 varias radiodisfusoras llamaron a Aristegui, pero al final se acobardaron y se negaron a firmar un contrato dándole plena libertad; esa libertad que se precisa para hacer buen periodismo. Así que a partir del lunes 12 de enero podemos sintonizar el 102.5 de FM y escuchar a Carmen Aristegui. Como dice la campaña de Artículo 19 contra la violencia hacia periodistas “Te hace daño no saber”, la cura es la información y asegurarnos de que el periodismo mexicano goce de plena salud. Así que ahora Carmen otra vez se escucha fuerte y claro, como otros y otras colegas que nos ayudan a entender mejor la realidad, que nos mueven a actuar ante ella. Una buena noticia para comenzar el 2009 ¿No crees?