POR CHIHUAHUA

Chihuahua, a 20 de septiembre de 201
Las organizaciones de derechos humanos del Estado de Chihuahua compartimos la tristeza e indignación de nuestros compañeros que laboran en los medios de comunicación. Acompañamos, con especial cariño a los periodistas del Diario de Juárez que sufren por el asesinato del joven fotógrafo Luis Carlos Santiago, de tan sólo 21 años.

 

Consideramos que en el Estado de Chihuahua, y particularmente en Ciudad Juárez existe un conflicto armado, una guerra que no ha sido debidamente reconocida por los organismos internacionales y en donde los derechos de la población no están garantizados. El saldo ha sido devastador: Miles de ejecuciones, asesinatos de mujeres, robos, extorsiones, cobros a negocios por derecho de piso, muertes de defensores de derechos humanos y periodistas, cientos de miles de desplazados, denuncias de violaciones a derechos humanos que no son investigadas ni sancionadas, lágrimas y sangre que corren por el desierto en una impunidad total.

 

Creemos como los trabajadores de los medios que “sin periodistas no hay democracia”. Las y los defensores de derechos humanos nos hermanamos en estos momentos de guerra con nuestros colegas periodistas, víctimas de violaciones a sus derechos humanos y a su derecho a la vida.

 

De acuerdo con la relatoría especial de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “el asesinato de periodistas y comunicadores sociales es la forma más violenta de vulnerar el derecho a la libertad de expresión, ya que no solamente anula el derecho a la vida de la víctima, sino que afecta el derecho a la integridad psíquica y moral de su familia y priva a la sociedad de una fuente de opinión e información”

 

Javier Ávila

Emilia González Tercero

Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos (COSYDDHAC)

Oscar Enríquez

Centro de Derechos Humanos Paso del Norte

Luz Esthela Castro Rodríguez

Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM)

Carta a Felipe Calderón

Plan b
Respuesta al presidente Calderón
Lydia Cacho
Señor presidente:
Me permito responder a su reciente llamado televisivo: Dijo usted a la ciudadanía “esta es una lucha que vale la pena luchar, que hay que librar. Y no es ni debe ser a lucha sólo del Presidente, sino de todos los mexicanos, y en particular de aquellos que tenemos la responsabilidad pública en el gobierno, ya sea a nivel federal, estatal o municipal o en los otros poderes, como el Legislativo y el Judicial, de actuar en favor de la gente”. Coincido plenamente al igual que millones de hombres y mujeres.
Antes que nada quisiera preguntarle, la lucha a la que se refiere ¿es sobre el rescate del país o exclusivamente sobre la guerra contra el narco? ¿cuándo dice gente se refiere a hombres, mujeres, niños y niñas? ¿o solamente a sus soldados y policías federales? Muchas personas consideramos que hay cientos de problemas ajenos a los cárteles que laceran a la sociedad y nos permitimos enumerar  algunos.
Dijo Ud. “Tu participación es vital, porque esta lucha es de todos y por eso tu denuncia, por ejemplo, o la información que nos puedas hacer llegar, es clave para avanzar en ella”. Vayan pues algunos datos como evidencia de nuestra voluntad para la cooperación y asumiendo la co-responsabilidad por el bien de México:
El gobernador de Puebla Mario Marín protege a las redes de pornografía infantil a cambio de recursos para campañas políticas; su protegido Jean Succar Kuri sigue en espera de sentencia por trata sexual y pornografía infantil (de niñas hasta de 4 años) desde el 2005, sin embargo los jueces federales parecen no tener tiempo para girar sentencia ¿cree usted que el procurador Chávez a quien usted designó abogado de la Nación tenga tiempo, e interés, de revisar el caso? las niñas víctimas esperan su respuesta.
Hay indicios de que el gobernador de Morelos dio cobijo a la gente del capo Beltran Leyva,la Marina cuenta con evidencias, su domicilio en la primaveral Cuernavaca es público (pero podríamos enviarlo con gusto). Por otro lado un sujeto de nombre Ulises Ruiz, ha cometido crímenes diversos en Oaxaca,  mantiene amenazados a periodistas y  ha encubierto asesinos. Sus generales se le harán llegar si este caso resulta de su interés. ¿Recuerda usted a Brad Will, el norteamericano asesinado por sus policías? tal vez sea pertinente que tome usted una postura  de indignación como la que asumió frente la policía norteamericana ante el asesinato de un adolescente en Ciudad Juárez.
Un peritaje demuestra que el incendio de la guardería ABC en que murieron  40 niños y niñas, veinticuatro más quedaron heridos y marcadas de por vida y otros sesenta fueron expuestos a la tragedia. Existe un listado de todos los implicados en la red de colusión de servidores públicos responsables de este siniestro; con gusto el enviaremos copia de la documentación para que -tal como usted dice- su gente se ponga “manos a la obra”.
Martín y Bryan Alamanza Salazar de 9 y 5 años fueron asesinados a balazos por el ejército. No conformes con ultimar la vida de los pequeños, los soldados del retén fabricaron evidencias argumentando “fuego cruzado”. Los peritajes y testimonios demuestran que fue un salvaje ataque a una familia inocente que se detuvo obedientemente en un retén militar en Ciudad Mier, Tamaulipas. Si gusta podemos hacerle llegar los nombres de soldados responsables de la balacera. Simplemente le suplicamos se asegure, señor presidente, de que la vida de los testigo no corra riesgo por cooperar con usted.
Los refugios para mujeres víctimas de violencia han sido atacados por policías; las víctimas son protegidas por la sociedad civil que, por colaborar con el Estado, se encuentra absolutamente desprotegida ¿qué recomienda usted para que esta colaboración no les cueste la vida a las activistas? Miles de niñas víctimas de trata sexual y laboral no tienen espacios seguros, ni recursos especializados para  su rehabilitación y para reconstruir sus vidas. Con gusto le enviaremos los nombres de los explotadores e incluso de quienes les ofrecen puestos de elección popular para que les sea más fácil cooptar a su víctimas y estar plenamente protegidos de la acción de la justicia.
Ya que está usted interesado en la colaboración ciudadana deseamos hacer de su conocimiento que hombres y mujeres periodistas han sido secuestrados, asesinadas, desaparecidos y encarceladas justamente por investigar todo lo relacionado con la guerra contra la delincuencia organizada que usted lidera.Tal vez sea de su interés un listado de probables responsables de dichos delitos, ya que la fiscalía especial no ha podido resolver uno sólo de estos casos. Estamos seguras de que una vez enterado, usted dará las órdenes para que se lleve a cabo una investigación pronta y expedita.
Sabemos de su afán en erradicar la corrupción de los sindicatos; le informamos que una mujer de nombre Elba Esther Gordillo se ha enriquecido de forma inexplicable y es responsable de la parálisis y corrupción del sistema educativo.
Espero que esta humilde aportación sea de utilidad para el avance en ese México que todas y todos soñamos y, que usted ha dicho, está dispuesto a rescatar a nuestro lado. Bienvenido a nuestra realidad señor presidente. Tenga la seguridad de que seguiremos colaborando con información y deseo  de justicia.

Los otros cómplices de Maciel

Plan b
Lydia Cacho
Todo parece indicar que ahora que el Vaticano dio la venia papal, políticos, periodistas y poderosos empresarios que durante años pusieron en duda la verdad, o la callaron, se atreven a asegurar que el pederasta Marcial Maciel los engañó, que era un experto simulador. Le dieron el beneficio de la duda que les negaron a todas sus víctimas.
Después de estudiar durante años a las redes de poder que protegen la pornografía y la explotación sexual infantil, estoy segura de que Maciel no hubiese podido cometer semejantes delitos sin la silenciosa complicidad de  los poderosos que tienen nombre y apellido. Las estructuras económicas que movilizó Maciel através de su imperio educativo de los Legionarios de Cristo, permitieron  que desde 1997, año en que se expuso públicamente en México al sacerdote pederasta, se activaran las cadenas de favores que intentaron desacreditar a los valientes sobrevivientes del abuso. Así mismo presionaron para que periodistas como Ciro Gómez y Carmen Aristegui recibieran órdenes de callar a cambio de no perder su trabajo y credibilidad; les amenazaron si insistían en denostar a quien soñaba con ser canonizado. Vale recalcar que el Vaticano reaccionó finalmente no por sus actos pedófilos, largamente denunciados, sino hasta que se le descubrió un falso matrimonio.
Las y los exalumnos de los Legionarios que desde sus empresas boicotearon la información a pedido expreso del violador de infantes, son sus cómplices. El CISEN que tuvo en sus manos cuatro informes con fotografías y grabaciones de las perversiones de cura, es cómplice. Ni Ernesto Zedillo, ni Fox  ni Calderón tuvieron las agallas para enfrentar jurídicamente al poder de las élites religiosas que protegen la explotación sexual infantil y al igual que los ex procuradores  son encubridores en diferentes grados.
Todos estos personajes públicos y privados conforman una red concreta que avala el delito y concita a la ilegalidad de las élites. El caso Maciel demuestra que son ellos, los dueños del patriarcado económico, empresarial, eclesiástico y político quienes desde la cúspide de la pirámide impiden la reconstrucción del sistema de justicia mexicano, son ellos quienes con diferentes matices fortalecen la cultura de la pederastia bajo un doble discurso.
Mientras tanto, señalar con nombre y apellido a todos los responsables del ocultamiento de los crímenes contra la infancia resulta vital, porque con ello la sociedad unida y fuerte desgasta y perturba las estructuras productoras y multiplicadoras de la violencia. Sólo así todos los niños y niñas sabrán que el abuso sexual no es normal ni natural, ni aunque detrás de él estén los Legionarios de Cristo, el Góber precioso o Jorge Erderly. Va esta columna en honor de los sobrevivientes de Maciel, que se negaron al silencio y  jamás se dieron por vencidos, con ello quebrantaron la estructura y reescribieron la historia.

Reynosa: violencia y sociedad

Plan b

Lydia Cacho
Doña Guadalupe no se da por vencida, por eso hace siete semanas se dedica a coordinar a las amiguitas de su hija para que den aviso si alguna está en problemas. Por eso las adolescentes que hacen reuniones de seguridad en su hogar tampoco se amilanan y salen juntas todas partes. Ni don Carlos a quien le pidieron mil pesos al mes por “derecho del piso”, se dejó vencer. Reunió a los otros tenderos, el taquero, el de la tlapalería y la papelería, acordaron sentarse con los narcos y decirles que no tienen nada contra ellos, son ciudadanos de la misma tierra, no les sobra el dinero y sus hijos van juntos a la escuela, propusieron una tregua y los narcomenudistas aceptaron. No se insultaron, ni se liaron a golpes o a balazos, dialogaron. Los buenos saben que los malos necesitan estabilidad para vender, los malos lo saben también.
Tampoco los chavos y chavas del CETIS de Reynosa se cuadran; Adrián coordinó a sus amigos y rápidamente se fueron uniendo los y las estudiantes. “No les compramos drogas a estos tipos, no los vamos a mantener para que aterroricen a nuestra ciudad”, les dijo sin imaginar que comenzaría una cadena luminosa de fuerza adolescente que se rehúsa a ser una estadística más entre los adictos, dentro de los que se rinden. Ni el grupo de Carolina y las 72 mujeres que, luego de la última balacera, decidieron dar pláticas en su iglesia dos veces a la semana para subir el ánimo de la gente que cree que como todo está perdido —según algunos—, lo mejor es sumarse a la ola de violencia y robar, drogarse o simplemente abandonar la escuela.
Ni los ocho colegas periodistas que fueron secuestrados en Reynosa y sus alrededores por atreverse a fotografiar, a investigar quiénes son y qué planean esos hombres de espíritu pequeño, mente limitada y dueños de una ira largamente contenida que eligieron pertenecer a los cárteles. Nuestros colegas, algunos golpeados, otros secuestrados durante horas, otros desaparecidos, no pensaron siquiera en dejar de hacer lo suyo, porque lo hacen bien y es su tarea revelar y opinar sobre la realidad. Sabían, sabemos, que en México decir la verdad y ser buen periodista puede costarte la vida, pero es momento de seguir, cada quien en lo que sabe y puede. Habremos de honrar a nuestros colegas y seguir con y por ellos y ellas. Y acompañar a las familias de esas y esos periodistas, que por miedo a que las autoridades descalifiquen la labor de los desaparecidos, ya no quieren hablar.
Los informes militares dicen que en Reynosa hay 500 narcotraficantes poderosos peleando la plaza, lo que no dicen es que hay cientos de miles de hombres y mujeres que cada día se levantan y van a la escuela, se abrazan y trabajan honestamente. Que cada día Rafa, Samy y Alex salen a jugar cascarita y sueñan con ser arquitectos. Ni que doña Lola hace de terapeuta mientras prepara los mejores langostinos en aguachile. Ella hace reír a su clientela porque la vida es hoy, ahora estamos vivas, dice.
México anda, Reynosa sufre y se asusta pero no se quiebra, porque no está sola, porque aquí estamos mirándola como un brazo de México que duele, pero es nuestro, es parte de este cuerpo que es una Nación abatida por la  irresponsable guerra contra el narco, por la ausencia de Estado de Derecho, un país paralizado en temas de desarrollo social, sin reformas de Estado porque las y los congresistas están ocupados, obsesionados con pleitos electorales, nutriendo esta democracia simulada. No, no se puede negar la tragedia, pero tampoco hemos de someternos a ella sin levantar la voz.

Pornografía veracruzana

La historia del sacerdote veracruzano es bastante sencilla:
La policía cibernética recibe un tip sobre un servidor público federal que ve pornografía infantil en su oficina.
Le siguen la pista y encuentran a un grupo de usuarios. Entre ellos uno denominado Lobo Siberiano, circula una gran cantidad de fotografías de bebés y niñas de 6 de 8, 12 y 14 años siendo violadas.
El Juez autoriza intervencion cibernética en el marco de la ley y se encuentran los servidores, de los servidores de internet, encuentran direcciones  de las antenas.
Una de las direcciones es la parroquia de Xalapa, Veracruz. La policía piensa: tal vez haya varias computadoras y alguien use una de ellas para cometer este delito”. Empiezan a investigar y resulta que hay una sóla computadora portátil a nombre del sacerdote de la parroquia. Necesitan pruebas, autorizados por un Juez se contactan con el párroco como si fueran usuarios pedófilos, para pedirle fotos pornográficas, éste envía unas infames  imágenes de bebitas y niñas pequeñas en situaciones aberrantes. SE checa la hora en que el sacedote está utilizando su computadora, es la misma dirección IP. Varias veces se repite el ejercicio hasta encontrar evidencias precisas. La ciberpolicía descubre también que el sacerdote tiene dos viviendas: una de la diócesis y otra donde recibe mujeres casadas con las que tiene relaciones sexuales.Una doble vida muy precisa. Varias de sus amantes confiesan. La policía interviene el celular del sacerdote y encuentra mensajes SMS  intercambiando citas e ideas para tener encuentros sexuales de todo tipo.
El Ministerio Público presenta la solicitud al Juez y éste aprueba la orden de aprehensión, la Procuraduría de Veracruz, ante la evidencia bajo oficio de colaboración participa en el arresto del sacerdote y su hermano. El hermano confiesa que él si ve pornografía pero de mayores de 18 años. El sacerdote admite tener mucho éxito sexual con las mujeres “porque es muy guapo” pero niega su afición a la pornografía infantil. Le resulta imposible demostrar que nadie más usa su computadora portátil personal.
El Procurador de Veracruz colabora profesionalmente para buscar a las niñas y niños   e intentar descubrir si las cientos de fotografías pornográficas se tomaron en el Estado. Un grupo de policías profesionales de Veracruz se ponen a trabajar y encuentran pistas. De pronto reciben órdenes superiores para dejar eso “en paz”. La arquidósesis de Veracruz ya conocida por defender a un pederasta que al final fué sentenciado con pruebas irrefutables, moviliza influencias políticas y, dicho por fuentes de la propia arquidiócesis, pide ayuda al gobernador Fidel Herrera.
El Obispo consigue dinero para pagar una fianza multimillonaria al Juez del Distrito Federal
El Juez federal ve las evidencias y envia una solicitud al Juez del D.F para que afine la argumentación y le pregunta si hay otros delitos y NO le aprueba que le deje en libertad bajo caución, pues la pornografía infantil es un delito Grave. El juez del D.F de manera “extraña” en lugar de afinar y buscar el bienestar de los cientos de criaturas violadas en las fotografías y en la computadora del sacerdote, le da derecho a fianza.
En el programa de Carmen Aristegui se evidencia la incopetencia del juez. Sale en su defensa el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y al final, dice que efectivamente vio las pruebas y que “ninguna persona puede verlas todas de una sola vez, son aberrantes y este delito no puede quedar impune”.
Carmen Aristegui le pregunta por qué si está sólo bajo fianza el sacerdote está feliz celebrando misa en Xalapa y diciendo a su feligresía que lo dejaron libre y que es inocente.El Presidente del tribunal dice que de ninguna manera: que el juez le ordenóa al sacerdote que se quedara en el Distrito Federal, que no es inocente sino que está libre bajo caución y que el juicio se está llevando a cabo. (Usted puede escuchar la entrevista en el sitio de MVS del jueves 18 de febrero)
Un feligrés manda fotos desde su celular defendiendo al párroco y mostrándolo dando misa el miércoles de ceniza. Mientras tanto la Procuraduría del Distrito Federal impugna la decisión del Juez.
El  Santo Papa por su parte pide perdón con gesto de congoja en Irlanda luego de que la policía Irlandesa demostró 70 años de delitos de pederastia y pornografía infantil perpetrados todos por cientos de sacerdotes católicos que abusaron de  niños y niñas bajo el poder de la Iglesia. El Papa promete que eso no volverá a ocurrir y que la Iglesia en todo el mundo toma medidas para expulsar de sus seno a quienes se atrevan a cometer atrocidades contra los niños del mundo. El Obispo de Xalapa ve al Papa en la televisión y seguramente sonríe y le da la razón.
Los feligreses del sacerdote ignoran que al recibirlo amorosamente están poniendo en peligro a miles de niños y niñas desaparecidos que son utilizados para producir pornografía infantil.Ningún feligrés le confronta públicamente y le exige que demuestre su inocencia, no que mienta sobre ella.
Yo como otras y  otros periodistas estuve presente en al explicación que la ciberpolicía dio del caso el año pasado, por ser el primero en su tipo llevado a cabo por la ciberpolicía en México. En un acto de transparencia poco común, las autoridades nos explicaron paso a paso cómo se investigó y que evidencias se encontraron (claro que no vimos todas) nadie sale ileso emocionalmente después de ver esas terribles  imágenes.
Si no gana la corrupción de la arquidiócesis y de algún juez, se hará justicia. Si eso sucede me pregunto ¿qué pensarán quienes protegen al sacerdote? y a esos niños y niñas ¿quién los defiende? evidentemente en este caso ni Dios, ni la Iglesia Católica mexicana, ni el gobienro de veracruz, anteponen los derechos de la infancia a los de adultos con poder. Aunque el DIF  invite a foros internacionales contra la trata de personas en ese estado, las autoridades anteponen el bienestar de los jerarcas de la Iglesia al no pronunciarse por que se esclarezcan los hechos. Lástima que los sacerdotes honestos y buenos de este país no se rebelen ante esta historia; ni porque el Papa ya admitió la gravedad de la pederastia clerical. Los hechos hablan más que los discursos.

Las mentiras de Ulises Ruiz

Puesto en libertad un hombre acusado injustamente del asesinato del camarógrafo estadounidense Brad Will
Juan Manuel Martínez Moreno, encarcelado un año por el asesinato del camarógrafo estadounidense Brad Will, fue liberado el 18 de febrero de 2010 por falta de pruebas. El periodista de la agencia Indymedia fue asesinado a tiros el 27 de octubre de 2006, durante una manifestación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) contra el gobernador del estado, Ulises Ruiz Ortiz. Juan Manuel Martínez Moreno era miembro de la APPO, Brad Will seguía las manifestaciones de esta organización.

“Fui privado de mi libertad injustamente, existen pruebas de quiénes son los culpables, que han sido protegidos por el gobierno de Ulises Ruiz”, afirmó Juan Martínez Moreno a la prensa local.
“Esperamos que el expediente regrese a la Procuraduría General de la República y se continúe la investigación, y que ahora sí se haga con verdadera objetividad. Fue un año más que se perdió, un año más de impunidad”, señaló a Reporteros sin Fronteras el abogado de la familia Will, Miguel Ángel de los Santos, que no creía que Juan Manuel Martínez Moreno fuera culpable. Es la misma opinión de Reporteros sin Fronteras, él fue inculpado de un crimen que no cometió, sirvió de “chivo-expiatorio” para cubrirle las espaldas al gobernador Ulises Ruiz Ortiz; las autoridades de Oaxaca buscaron imputarle el asesinado de Brad Will à la APPO.
Este hecho subraya la incompetencia o la complicidad de las autoridades locales y federales, dentro de la grave situación de la libertad de prensa en México, que se ha convertido en el país más peligroso del continente para los periodistas. Un estudio reciente de Article 19 y del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), atribuye 65% de los ataques perpetrados a periodistas a las propias autoridades, y sólo 6.15% al crimen organizado. Tampoco hay que olvidar que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra Periodistas (FEADP) no ha obtenido ningún resultado después de su creación en 2006. Leer también nuestro informe: http://www.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=34604.

Después del 15 de febrero de 2010, la FEADP tiene un nuevo titular, Gustavo Salas Chávez. ¿Qué medios empleará para resolver los numerosos casos de las víctimas?, ¿qué reformas en el funcionamiento de la FEADP le permitirán cumplir con su misión? Le hicimos preguntas similares a Yolanda Valencia Vales, presidenta de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, en una carta el 22 de enero pasado. Por el momento no tenemos respuesta.

En lo que va de 2010, tres periodistas han sido asesinados en México. El país ocupa el lugar 137 entre los 175 que figuran en la clasificación mundial de la libertad de prensa elaborada por Reporteros sin Fronteras. De 2000 a la fecha, 61 periodistas han sido asesinados en México, 10 han desaparecido desde 2003.

__________

Mexico

Authorities free activist wrongly accused of murdering US cameraman Brad Will
Juan Manuel Martínez Moreno, a grass-roots activist who had been wrongly held for the past year as a suspect in the 2006 murder of US cameraman Brad Will of the Indymedia agency in the southern city Oaxaca, was finally released yesterday for lack of evidence.
Martínez participated in a series protests that the Popular Assembly of Oaxaca Peoples (APPO) staged against Oaxaca governor Ulises Ruiz Ortiz in 2006. Will sympathised with the protests and was filming a major one when he was shot on 27 October 2006.
“I was unjustly deprived of my freedom,” Martínez told local journalists yesterday. “There is evidence that shows who did this murder, but those who did it are being protected by Ulises Ruiz’s administration.”
The Will family lawyer, Miguel Ángel de los Santos, told Reporters Without Borders: “We are now waiting for the investigation to resume, but this time in an objective manner.” De los Santos never thought Martínez had anything to do with Will’s murder and nor did Reporters Without Borders. Martínez was scapegoat. To protect the governor’s bodyguards, the Oaxaca authorities used the local judicial authorities to try to pin the murder on the APPO.
This episode has highlighted the incompetence or complicity of both the local and federal authorities at a time when press freedom is seriously threatened in Mexico, now the hemisphere’s most dangerous country for journalists. A recent study by Article 19 and the National Centre for Social Communication (Cencos), a Mexican NGO, blamed 65 per cent of the attacks on the press on the authorities, and only 6.15 per cent on organised crime. Read also our report : http://www.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=34603.
A new prosecutor, Gustavo Salas Chávez, took over at the head of the FEADP on 15 February. What resources does he plan to deploy to solve all the cases that have gone nowhere? What changes need to be made to the FEADP so that it could do the job it is supposed to do? We put these questions to Yolanda Valencia Vales, the head of the Chamber of Deputies’ Special Commission for Monitoring Attacks on Journalists and Media, in a letter on 22 January. She has not yet replied.
Since the start of the year, three journalists have been murdered in Mexico, which is ranked 137th out of 175 countries in the 2009 Reporters Without Borders press freedom index. A total of 61 journalists have been killed in Mexico since 2000, and nine have disappeared.

__________

MUERTE EN EL OMBLIGO VERDE

OmbligoCarta a Greg Sánchez
Lydia Cacho*
Señor Alcalde:

Hace 23 años llegué a Cancún, como la mayoría en busca de un lugar mejor para vivir y con el sueño de ser parte de una sociedad capaz de reinventar el mundo en un rincón de México con todas las virtudes económicas y naturales. Cuando usted se dedicaba a grabar discos y parrandear en Cuba, hace muchos años, en Cancún Juan José Morales ganó el premio de periodismo científico y gracias a él una generación de cancunenses descubrimos la importancia de las especies endémicas de Quintana Roo; desde los diferentes mangles hasta las aves, los peces y los insectos. Todas y cada una de esas especies tienen una función vital para el ecosistema, para la vida, para que este polo turístico siga siendo al belleza que es; para que nosotros vivamos como vivimos.
Durante dos décadas, pequeños pero bien informados grupos de personas, ecologistas, biólogas, periodistas y ciudadanos responsables, hemos buscado el diálogo inteligente, sano y transformador con las autoridades y los empresarios (algunos empresarios asumieron el daños hecho y han buscado resarcirlo) Con el paso del tiempo muchos entendieron que cuidar el ecosistema es invertir en el futuro de sus empresas, pero también de su país y, de la madre tierra, como ya ha sido plenamente demostrado por científicos de todo el mundo.
Cuando la deplorable alcaldesa Magaly Achach decidió obsequiar al Obsipo del estado una parte del terreno del Ombligo Verde, pulmón de la ciudad y área natural para diversas especies de flora y fauna en peligro de extinción, primero dialogamos, después nos manifestamos, más tarde aludimos a todas las estrategias que la Constitución nos permite para detener la infame construcción de la Catedral católica en una de las pocas zonas verdes amplias y naturales del estado. En aquél entonces advertimos al Obispo que respetamos la fe y el derecho de toda persona creyente a construir sus templos y acudir a ellos, pero no aprobábamos un acto de corrupción como aquél. Le pedimos entonces al gobernador Hendriks que si tan buen católico era, él mismo sacara de sus arcas personales para comprar un terreno comercial, en algún lugar del centro de Cancún, pero que resultaba inaceptable que en nombre de toda la sociedad, en un gobierno laico, la prepotencia del obispado y sus desafectos por la  preservar la naturaleza y respetar a la sociedad cancunense, prevaleciera por sobre una sociedad plural. En efecto, todas, todos sabemos que el Obispo cenó sus finas viandas y bebió  Champaña en casa de gobierno, incluso, dicen los testigos, se burló de la afición ecologista de la comunidad cancunense. Donde Dios manda, los políticos obedecen, dijeron por allí. Pero nosotras no escuchamos la voz de Dios en al destrucción de la naturaleza, todo lo contrario.
Ahora Greg Sánchez, va su turno. Durante una absurda reunión del cabildo, rodeado de pusilánimes testigos e irresponsables regidores y regidoras, y algunos melosos políticos-empresarios cuyos intereses usted protege, aprobó la destrucción del ombligo verde. Su propósito, señor alcalde, es construir su Plaza Bicentenario con un nuevo palacio municipal (que como el anterior ha sido un templo de la corrupción y la ineficacia política). Yo le pregunto ¿para que destruir esta zona si en un par de meses deja ya la alcaldía? ¿por qué fue su prioridad un palacio municipal cuando podría haber invertido los últimos meses de su mandato ocupado en la pobreza? No sólo la de sus huestes cristianas, sino de todas y todos los que lo necesitan. Podría haberse ocupado de la falta de escuelas secundarias, en restaurar el teatro de la ciudad, en fortalecer los espacios que atienden a ancianos, mujeres y niños víctimas de pobreza, violencia y abandono. En resarcir el daño causado por sus corruptos antecesores. En mirar a su alrededor y abatir la delincuencia organizada infiltrada en su gobierno, en fortalecer los espacios culturales y…porsupuesto en proteger al ecosistema que tanto nos da y al que tanto arrebatamos cotidianamente. Enmedio de la peor crisis financiera del ayuntamiento, ante la crisis económica decide gastar $230 millones de pesos en su Plaza Bicentenario (que incluye la ampliación de la Catedral) Además lo hace a escondidas, desde el centro hacia afuera, como se puede observar en las fotos tomadas por Tulio Arroyo, es usted una verguenza.

A estas alturas sabemos, y se ha documentado, que el calentamiento global y el detrimento de la economía que depende del clima, como la turística, son resultado de la suma de pequeñas y sistemáticas infamias y no, como algunos usted ha dicho, producto de la visión fatalista y escandalosa de unos pocos obsesionados por la ecología.
En su evento en el asta bandera de la Zona Hotelera, usted, en calidad de Pastor cristiano y Alcalde a la vez, dijo a sus seguidores que tanto usted como los demás gobernantes de México están aquí, en este país y esta tierra para cumplir una misión. Ha dicho que sus críticos somos sus enemigos. Nada más lejos de la verdad.
Yo le digo, ahora que se lanza a su campaña para gobernador: usted no es muy diferente a los demás políticos que nos han gobernado en la zona norte de Quintana Roo. Ha utilizado su fe (muy respetable en términos individuales, pero anticonstitucional en términos públicos) para manipular sus acciones como servidor público, se ha rodeado únicamente de sus aliados y ha amenazado y aislado a una buena parte de la sociedad que trabaja todos los días para beneficio de su comunidad y para que todas y todos vivamos mejor. Usted se ha sumado, con una gran soberbia, a los depredadores que se ríen de las quejas contra el desequilibrio que ha causado el calentamiento global y una gran inestabilidad climática, alimentaria y de convivencia comunitaria.
Cada vez que un hombre como usted dice “es sólo una hectárea” no sólo demuestra su ignorancia, sino olvida –tal como lo está demostrando la crisis de la economía hotelera en este estado-  que de concreto y vidrio no vive una sociedad; un desarrollo irresponsable coarta la calidad de vida y se autodestruye.  Qué quedaría de Quintana Roo cuando las especies mueran poco a poco, cuando no haya parques para que las y los niños y jóvenes jueguen se recreen, convivan y se integren a la selva y la naturaleza en general. Sólo conviviendo con la naturaleza se aprende a respetarla.
Usted, señor alcalde, llegó al poder con 55 mil 752 votos. Menos de una décima parte de la población del municipio (casi 700,000 en 2009) para algunos resulta lógico que crea usted que gobierna sólo para quienes le otorgaron la confianza del sufragio. México está viviendo momentos difíciles y la sociedad está cansada del engaño, de los abusos de poder. Cuando Cancún se fundó, e incluso hace diez años, muchos no entendían la magnitud del efecto del desequilibrio del ecosistema. No se sabía lo que ahora conocemos. Pero a usted señor alcalde, no se le perdona. Mire las fotos, que todo Cancún las conocerá.
Acaso no sabe que sin nosotros, sin ustedes los políticos irresponsables, la Madre tierra resistiría  y perduraría; sin ella, en cambio, la raza humana desaparecerá. Ignoro cuál es la Misión de la que tanto habla usted en sus discursos, pero si  en ella no incluye el respeto, la igualdad social, la protección del medio ambiente y los intereses de las mayorías, sólo es demagogia, vestida de misticismo religioso, impregnada de pasión por el poder, pero sólo demagogia.
* Periodista, escritora, defensora de los derechos humanos. Vive en Cancún desde 1986.
Estimada Yazmin: efectivamente, tengo una hotaliza, ahorro agua en los inodoros ecológicos, reciclo las aguas negras en mi casa através de un humedal que construi yo misma. Y al bañarme intento no desperdiciar agua.Separo la basura y hago composta, tanto en mi hogar como en el Refugio para mujeres maltratadas que fundé en Cancún en el año 2000 y que tiene un programa de cuidado ambiental dentro del  programa de educación para la paz. No, no tengo un auto  híbrido (es muy caro para mi) pero lo llevo a un taller en que se aseguan  de reciclar el aceite quemado. Reciclo el periódico y evito imprimir para no desperdiciar papel. No compro botellas en agua, tengo un pequeño flitro de osmosis inversa en casa y uso mi propia botella lavable. Uso jabones ecológicos. No, no me depilo en la regadera. Vivo en Cancún hace 23 años y todos los días, además de escribir trabajo para que todas las mujeres, niñas y niños que viven violencia y necesitan ayuda puedan obtenerla en nuestra institución sin fines de lucro.Soy una ciudadana responsable convencida de que hay que reconstruir y dejar de destruir y descalificar. creo que si mi entorno está bien ustedes y yo estaremos mejor…eso es todo. Saludos. Lydia Cacho

2009 en cifras

Libertad de prensa : Informe 2009
2009 en cifras
76      periodistas asesinados (60 en 2008)
33      periodistas secuestrados
573    periodistas detenidos
1456  agredidos o amenazados
570    medios de comunicación censurados
157    periodistas han abandonado sus países
1        blogger muerto en la cárcel
151    bloggers y ciberdisidentes detenidos
61      agredidos
60      países se han visto afectados por la censura en Internet

Guerras y elecciones cuestionadas: temas de mayor peligro para los periodistas
Informe 2009 : http://www.rsf.org/IMG/pdf/Bilan_2009_ESP_BD.pdf
El año 2009 se recordará marcado por dos acontecimientos dramáticos: la mayor matanza de periodistas llevada a cabo en una sola jornada, la de los 30 profesionales de los medios masacrados por la milicia privada de un gobernador del sur de Filipinas ; y una oleada sin precedentes de detenciones y condenas de periodistas y bloggers en Irán, tras la contestada reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad.
Por otra parte, para escapar a la cárcel o la muerte, cerca de 160 periodistas de todos los continentes emprendieron el camino del exilio, a veces en condiciones muy peligrosas. Reporteros gráficos iraníes atravesando la frontera hacia Turquía para escapar a una detención, o reporteros radiofónicos somalíes huyendo a los países fronterizos para evitar una muerte segura ; una serie de profesionales que son otros tantos intermediarios informativos y a los que se intenta silenciar por todos los medios.
« Las guerras y las elecciones han sido las principales amenazas para los periodistas en 2009. Cada vez resulta más peligroso cubrir un conflicto, en la medida en que se convierte a los periodistas en objetivos y corren el peligro de ser asesinados, o de que les secuestren. Pero también puede resultar peligroso hacer este trabajo en período electoral, con el resultado de que se puede acabar en la cárcel o en el hospital. En países poco democráticos ha sido particularmente importante, en 2009, la violencia en los períodos anteriores o posteriores a las elecciones.
Otra constatación– que no representa ninguna sorpresa– es que cada vez son más numerosos los bloggers y sitios de Internet alcanzados por la censura y la represión. Hoy no existe prácticamente ningún país que escape a este fenómeno. Cada vez que Internet o los nuevos medios de comunicación (redes sociales, teléfonos móviles, etc.) juegan un papel preponderante en la difusión de informaciones, cambian las tornas a peor. Ahora los bloggers están tan vigilados como los periodistas de los medios tradicionales.
Finalmente, nuestra mayor preocupación con respecto al año 2009 es el éxodo masivo de periodistas procedentes de países represivos, como Irán o Sri Lanka. Las autoridades de esos países se han dado cuenta de que incitando a los periodistas a marcharse reducen considerablemente el pluralismo de las ideas y el grado de crítica. Se trata de una tendencia muy peligrosa y es absolutamente necesario denunciarla con toda la fuerza de que seamos capaces», ha declarado Jean-François Julliard, secretario general de Reporteros sin Fronteras, con motivo de hacer público este balance del año 2009.
Aumenta un 26% el número de periodistas asesinados
La práctica totalidad de los periodistas asesinados en 2009, excepción hecha del documentalista franco-español Christian Poveda, asesinado en El Salvador, eran nacionales. “Menos conocidos que los grandes reporteros por la opinión pública internacional, son sin embargo esos periodistas locales quienes, todos los años, pagan un precio mayor para garantizar nuestro derecho a estar informados de los conflictos, la corrupción o la destrucción del medio ambiente”, ha dicho Jean-François Julliard, secretario general de Reporteros sin Fronteras.
El año 2009 empezó muy mal con la ofensiva militar israelí en Gaza. Además de cerrar a los medios extranjeros el acceso al territorio palestino, el gobierno israelí llevó a cabo una serie de violentos raids contra edificios que albergan a los medios de comunicación, violando así el derecho internacional humanitario. En esos ataques murieron dos reporteros. En el Caúcaso ruso, periodistas y defensores de los derechos humanos han vivido el año de todos los peligros. Natalia Estemirova en Chechenia y Malik Akhmedilov en Daguestán, testigos de la guerra sucia emprendida por Moscú y sus aliados locales, fueron eliminados con la mayor impunidad.
Los grupos islamistas radicales causaron la muerte de al menos 15 periodistas en todo el mundo. En Somalia, la milicia Al-Shabaab intensificó los asesinatos y atentados suicidas. En total mataron a nueve reporteros, cuatro de los cuales trabajan en la emisora Radio Shabelle, que intenta seguir informando a pesar del caos reinante. En Pakistán, los grupos talibanes del noroeste del país cada vez tienen más la mira puesta en los periodistas.
Finalmente sigue aumentando ligeramente el número de secuestros. La mayoría de los casos se concentraron en Afganistán, México y Somalia. Si el periodista del New York Times David Rohde y su colaborador local consiguieron escapar de manos de los talibanes, en cambio al reportero afgano Sultan Munadi le mataron en el transcurso de la operación militar destinada a salvarle.
“Tres años después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara la resolución 1738 sobre protección de los periodistas en zonas de conflicto, los gobiernos parecen seguir siendo incapaces de garantizar la seguridad de los profesionales de los medios”, ha añadido Reporteros sin Fronteras.
En lo que se refiere a otras formas de violencia, las agresiones y amenazas aumentaron en un tercio (pasando de 929 casos en 2008 a 1456 en 2009). En el continente americano (501 casos) es donde los periodistas se encuentran más expuestos, sobre todo cuando denuncian el narcotráfico, la corrupción o a los potentados locales. Detrás viene Asia con 364 casos de este tipo, especialmente en Pakistán, Sri Lanka y Nepal. El número de medios de comunicación censurados aumenta peligrosamente, con cerca de 570 casos de periódicos, radios o televisiones a los que se prohibió difundir alguna información, o incluso se les forzó al cierre. Eso fue lo que le ocurrió a una revista satírica de Malasia, una docena de periódicos reformistas de Irán, y también a Radio France Internationale en la República Democrática del Congo y a la BBC World Service en Ruanda.
El número de periodistas detenidos (de 673 en 2008 a 573 en 2009) ha experimentado una ligera baja, que hay que adjudicar sobre todo a que se ha reducido la privación de libertad en Asia. En Oriente Medio es donde se produjo el mayor número de casos.
Violencia electoral
Los 30 periodistas asesinados en la Isla de Mindanao cubrían el intento de un opositor del potentado local de inscribirse como candidato para las elecciones regionales de 2010. Igualmente, al periodista tunecino Taoufik Ben Brik le encarcelaron en los días siguientes a la reelección del presidente Ben Alí, mientras sufría una brutal agresión su colega Slim Boukhdhir. En Gabón agredieron a varios periodistas, y a otros les amenazaron de muerte, en los días posteriores a la elección de Alí Bongo para presidir el país. Además cerraron temporalmente media docena de medios por haberse hecho eco de la violencia post electoral, y criticado a los miembros del nuevo gobierno. Finalmente, la controvertida elección de Mahmud Ahmadinejad en Irán ha sido el origen de una delirante oleada represiva contra los medios.
Las elecciones pluralistas, símbolo de democracia y libre expresión, pueden convertirse en auténticas pesadillas para los periodistas. En período electoral a los medios de comunicación estatales se les impide con frecuencia cubrir de forma equitativa las actividades de los candidatos, como ocurrió durante la controvertida elección afgana o en el simulacro electoral de Guinea Ecuatorial. Y mientras, los periodistas más comprometidos se exponen a sufrir las represalias del campo adverso. En las votaciones no siempre se respeta tampoco el derecho de acceso de los medios, como demostraron las elecciones provinciales en las zonas tamules de Sri Lanka.
Los problemas más serios suelen presentarse ante el anuncio de los resultados. Los partidarios de Mahmud Ahmadinejad, desbordados por un movimiento de oposición que tuvo un enorme eco en Internet y en la prensa afgana, se lanzaron a una represión ultraviolenta contra cientos de periodistas y bloggers, acusados de espías a sueldo del extranjero o agentes desestabilizadores.
En este año, la audacia que mostraron los periodistas en los períodos pre y post electoral se vio sancionada con detenciones, malos tratos y penas de cárcel, algunas enormemente graves. Esos repetidos escenarios represivos tras unas votaciones deben animar a la comunidad internacional a encontrar los medios para proteger mejor a la prensa una vez que se anuncian victorias, con frecuencia robadas o tergiversadas.
“En todo caso, esa oleada de violencia augura un mal año 2010, durante el cual está prevista la celebración de elecciones clave, entre otros en Costa de Marfil, Sri Lanka, Birmania, Irak y también en los Territorios Palestinos”, ha dicho, preocupada, Reporteros sin Fronteras que regularmente lleva a cabo un trabajo de seguimiento de los medios en período electoral.
Más de cien bloggers y ciberdisidentes encarcelados
Por primera vez desde la aparición de Internet Reporteros sin Fronteras ha contabilizado no menos de 108 bloggers, ciberdisidentes e internautas encarcelados en todo el mundo, por expresar sus opiniones en la Web. Una cifra que pone de manifiesto la represión que causa estragos en el Net, en una decena de países. Definitivamente varios Estados han adoptado la política de criminalizar la expresión digital, decepcionando las esperanzas de conseguir un Internet sin censura.
Internet fue el motor de la protesta democrática en Irán, China y otros lugares. Fundamentalmente por eso, los gobiernos autoritarios son tan proclives a castigar severamente a los internautas; como a esos dos bloggers de Azerbaiyán condenados a dos años de cárcel por haberse burlado de las élites políticas en un vídeo.
Si, en 2009, China ha continuado siendo el principal censor de Internet, Irán, Túnez, Tailandia, Arabia Saudí, Vietnam y Uzbekistán también recurrieron al bloqueo recurrente de sitios y blogs, y a la vigilancia de la expresión en línea. Además, el Internet turcomano sigue totalmente sometido a control estatal. En este año también han agredido, amenazado o detenido a bloggers y ciudadanos normales que se expresaban en el Net, al tiempo que la popularidad de las redes sociales y los sitios participativos conocía un enorme éxito. El egipcio Kareem Amer sigue detenido mientras que al célebre actor birmano Zarganar le quedan todavía 34 años de cárcel por cumplir. Algunos de los mascarones de proa de la defensa de la libertad de expresión en Internet, y entre ellos los chinos Hu Jia y Liu Xiaobo o los vietnamitas Nguyen Trung y Dieu Cay, forman parte del centenar de víctimas de los policías del Net. Ahora la crisis ha entrado a formar parte de los temas que pueden provocar reacciones de censura, y muy especialmente en la Red. Así, en Corea del Sur detuvieron a un blogger equivocadamente por comentar la catastrófica situación del país. En Tailandia, media docena de net-ciudadanos fueron detenidos o intimidados por referirse a la crisis en el reino. El simple hecho de relacionar la salud del rey y la caída de la Bolsa de Bangkok les convirtió en objetivos de los autoridades. Finalmente, en Dubai se impuso la censura a los medios locales cuando tuvieron que dar cuenta del hundimiento del mercado interior.
Los países democráticos tampoco se quedan a la zaga: mientras varios Estados europeos trabajan en nuevas medidas de control de la Red, en nombre de la lucha contra la pedopornografía o las descargas ilegales, Australia ya ha anunciado que tienen intención de crear un sistema obligatorio de filtro, peligroso para la libertad de expresión. La justicia turca ha aumentado aun más el número de sitios de Internet, y entre ellos YouTube, censurados porque en ellos han aparecido críticas del que fue primer presidente de la República, Mustafá Kemal Atatürk.
“De un año para otro se ha multiplicado por dos el número de países afectados por la censura en Internet. Una tendencia muy preocupante que pone de manifiesto el refuerzo del control ejercido sobre los nuevos medios de comunicación, al tiempo que millones de net-ciudadanos se movilizan cada vez más en la Red. Para denunciar mejor esta criminalización de la expresión en el Net, Reporteros sin Fronteras organizará el próximo 12 de marzo otra movilización en contra de los Enemigos de Internet”, ha asegurado Lucie Morillon, responsable de la Oficina Internet y Libertades.
Los medios en proceso
A fecha 30 de diciembre de 2009, hay al menos 167 periodistas encarcelados en todo el mundo. Habría que remontarse hasta los comienzos de los años 90 para encontrar un número tan grande de periodistas encarcelados en el mundo. A pesar de que, en varias ocasiones, el Relator Especial de Naciones Unidas para la Libertad de Expresión ha repetido que la cárcel es una pena desproporcionada en los casos de prensa, son muchos los gobiernos que mantienen esas sanciones en sus leyes, y que abusan de ellas. Las condenas dictadas para periodistas de Cuba, China, Sri Lanka o Irán son tan severas como las impuestas a autores de crímenes sangrientos, o terroristas.
Con demasiada frecuencia, la cárcel y la violencia son las únicas respuestas que ofrecen las autoridades a los profesionales de los medios. En Oriente Medio cada día se produce al menos una detención, o una agresión. En Irak, por ejemplo, en 2009 agredieron o detuvieron a más de sesenta periodistas. En los Territorios Palestinos, Hamas en Gaza y Al Fatah en Cisjordania detuvieron a más de cincuenta periodistas. Africa y Asia compiten codo con codo por el número de periodistas detenidos. En 2009 se han contabilizado más de diez casos de detenciones en Niger, Gambia y Somalia; Eritrea mantiene su rango de ser la primera cárcel de Africa para los periodistas, con 32 compañeros entre rejas. Afortunadamente en Asia disminuyó el número de detenciones, pero las fuerzas de seguridad chinas y paquistaníes siguen deteniendo a los periodistas, extranjeros o locales, cada vez que rebasan las líneas rojas que « se supone » deben respetar. En Honduras, el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, apoyado por la prensa conservadora, dio lugar a una auténtica caza a los periodistas sospechosos de simpatías por el presidente derrocado Manuel Zelaya, y a la suspensión, e incluso el cierre, de sus redacciones. Finalmente Cuba se sigue distinguiendo este año con al menos 24 casos de arrestos y dos nuevos encarcelamiento de larga duración, elevando a 25 el número de periodistas encarcelados en la isla.
Y, cuando los poderosos no hacen que detengan a los periodistas, les acosan con denuncias en serie en los tribunales. En Argelia, el director de publicación Omar Belhouchet recibió, tan solo en este año, quince citaciones ante el juez. En Turquía o Marruecos, la prensa de oposición es el blanco de repetidas denuncias, que casi siempre acaban en condenas o cierres de medios porque los tribunales acostumbran a ponerse de parte del denunciante, y no de la prensa.
El exilio para sobrevivir
Por primera vez, Reporteros sin Fronteras incluye en su balance anual la cifra de periodistas obligados a abandonar su país, como consecuencia de haber visto amenazada su vida, o su libertad. No han sido menos de 157 los profesionales que se han visto forzados a emprender el camino del exilio, muchas veces en condiciones muy difíciles. Ha sido masivo el éxodo de periodistas y bloggers iraníes –más de medio centenar-, y el de sus colegas de Sri Lanka –no menos de 29 casos verificados en este año.
Por no hablar de Africa, con los cincuenta periodistas somalíes que huyeron del caos y la decena de reporteros eritreos obligados a marcharse del país por miedo a sufrir represalias de la peor dictadura del continente. El exilio de periodistas ha afectado igualmente a Guinea, Afganistán, Pakistán, México, Colombia y también Etiopía.
Este nuevo indicador pone de manifiesto el miedo que embarga a la profesión en determinados países. En su camino hacia el exilio, los periodistas encuentran muchas trampas y saben que tienen por delante un futuro incierto. Muchos pasarán meses, incluso años, en la esperanza de conseguir alguna forma de protección, o una hipotética reinstalación.


MUERE ESTHER CHAVEZ CANO

Diciembre 25 de 2009
¿Quién mató a Esther Chávez Cano?
Lydia Cacho
A Esther la conocí en Ciudad Juárez, Chihuahua en 1994 durante un encuentro de mujeres. De inmediato comenzamos a hablar sobre qué hacer para defender los derechos de las mujeres; yo como buena reportera tomé mi libreta y escribí sus respuestas, ella con su mano sutilmente detenía mi pluma y me pedía que la mirara a los ojos. “Mira Lydia ustedes que están jóvenes tienen que saber cómo van a dar la batalla, apenas estamos intentando abrir la cloaca y cuando comiencen a salir las ratas tendremos que saber qué hacer, cómo hacerlo y quién nos protegerá”. Su voz era dulce y firme a la vez. Esto sucedió hace casi dieciséis años.
Esta mujer menuda y recia, nacida en  la ciudad de chihuahua el 2 de junio de 1933 había convocado en 1992, junto con otras once organizaciones, a la formación de un grupo para defender a las mujeres de la violencia en los hogares y en las calles. El nombre que eligieron fue 8 de marzo, como símbolo de que algún día se realizara el sueño de ese colectivo de norteñas que no pedían permiso para saberse ciudadanas de México y el mundo, para defender a las mujeres y niñas del corredor fronterizo con los Estados Unidos.
Esther tenía una mente matemática, su experiencia como contable le preparó para convertirse en la primera mexicana que llevo el registro y contabilizó, de forma empírica pero impecable y detallada, todos y cada uno de los asesinatos de niñas y mujeres en su estado. Fue ella quien nos señaló el camino, fue Esther quien intuyó que las cloacas simbólicas no eran subterráneos callejeros sino instituciones del Estado mexicano y colectivos de hombres capaces de asesinar por placer y por poder. Fue ella quien apuntó en su primera libreta los detalles de cómo aparecían las víctimas, de quienes lo reportaban y qué autoridades hacían o dejaban de hacer. Muy pronto ya no era una libreta sino varias. Esther no estaba sola, sino acompañada de un grupo de extraordinarias activistas, todas ellas dispuestas a aprender y a elaborar estrategias para prevenir la violencia contra las mujeres y niñas. Fue por ello que en 1999 fundó Casa Amiga, un centro de atención de crisis en el cual las mujeres tienen un espacio de seguridad luego e huir de la violencia en casa, o cuando luego de una violación no reciben más que malos tratos de las autoridades y una mezcla de miedo y desprecio de su comunidad.
Aunque desde 1993 este colectivo advirtió que existían patrones criminales en los homicidios de mujeres, los más poderosos empresarios de Chihuahua eligieron descalificar y acallar las denuncias. Muchos medios locales despreciaron las advertencias y el análisis prospectivo que desde entonces se hacía sobre la descomposición de Chihuahua y de Ciudad Juárez en particular. Ahora, a fines de 2009 esos mismos empresarios, periodistas y autoridades que descalificaron a Esther, han huido de México y viven en el otro lado de la frontera bajo el amparo de las leyes norteamericanas. A esos Esther les llamaba “los cómplices voluntarios”. Como una contable decidida a no perder la cuenta de las ignominias y sus autores, Esther escribió los nombres de aquellos que, teniendo poder para proteger la vida de las mujeres y niñas, elegían ignorar sus asesinatos; aquellos que teniendo el poder económico, político y social para cambiar a México, elegían no hacerlo. Esther los señaló con la mano firme y la palabra justa y verdadera.
El 17 de diciembre de hace cuatro años, la tarde que salí de la prisión a la que me llevaron los protectores de las redes de trata de mujeres aliados al gobernador Mario Marín, Esther Chávez Cano me llamó. “Tienes que ser fuerte –me dijo sin quebrarse- es la hora de la batalla, sacaste sus nombres a luz y te acompañamos para señalarlos, siempre lo haremos, pero tú eres el blanco y  ésta es una batalla solitaria”. Esther siempre supo en qué momentos debía abrazarnos como una madre nutricia y amorosa y cuándo debía señalar la ruta y la estrategia para seguir adelante.
A lo largo de estos quince años Esther fue un faro internacional para que el mundo encontrara el camino hacia Chihuahua, para que las y los mexicanos que elegimos escuchar y hacer eco de la realidad, pudiésemos narrar -que no  entender- el fenómeno del feminicidio mexicano. Ella vio la muerte de cerca muchas veces, pero pasó la mayor parte de su existencia haciendo honor a la vida, a la suya, a la de las otras mujeres y niñas y niños. Cada día reivindicaba el derecho de las y los mexicanos a vivir con dignidad, a perseguir el sueño de un país libre de violencia. Insistía en que para la reparación de México precisábamos mostrarlo tal cual es, diagnosticar su enfermedad y comenzar su tratamiento desde las raíces.
Cuando yo decidí abrir un refugio para mujeres maltratadas en Cancún le mostré el proyecto a Esther, con esa sonrisa que iluminaba su rostro pequeñito como el de un águila respiró profundo y me dijo que le emocionaba que por todo el país se fueran abriendo espacios para que las mujeres se sintieran protegidas y fueran capaces de reinventarse para luego reconstruir a este país adolorido y machista. En la última década se han abierto medio centenar de centros similares en la república mexicana.
Esther ya había recibido el diagnóstico de Cáncer cuando la vi en Ciudad Juárez; esa tarde tuve ganas de tomarla en mis brazos como si fuera una niña dulce, la sentí cansada y triste. Se dejó acariñar como sólo a veces lo hacía, cuando bajaba la guardia y hablaba de sí misma y no del país ni del dolor de las otras. Se dio permiso para hablar del miedo y las dos nos preguntamos porqué tantas mujeres que han dedicado su vida a trabajar por las y los demás, mueren de cáncer. Hablamos de Cecilia Loría, otra querida  guía del movimiento de mujeres que en ese entonces enfrentaba el sufrimiento de las radiaciones; Esther dijo que este país mataba a las mujeres y a los hombres buenos, que esperaba que algún día México protegiera y amara más la vida que la muerte. Entonces decidió que ella daría la batalla por su vida. Todas las que la conocimos sabíamos que la maestra Esther moriría de pie, que la amiga moriría pensando en lo que faltaba por hacer, que la hermana estaba cansada y en el fondo sabía que había hecho más que suficiente por su patria y su gente. Todas sabíamos que Esther moriría pronto, es cierto, pero no estábamos preparadas para perderla. Este 24 de diciembre la mujer de cuerpo pequeño y espíritu inconmensurable se fue rodeada de las valientes que eligieron estar a su lado, que se convirtieron en sus alumnas y maestras, en sus hermanas y  cuidadoras. Esther dio el último suspiro y sólo espero que en esos momentos finales haya tenido la certeza de que gracias a ella miles de niñas y mujeres, vivas y muertas, fueron reconocidas y vistas por el mundo gracias a su voz, a su entereza, a su entrega, a sus inquebrantables convicciones.
No sé si fue el cáncer, o el dolor y el miedo acumulados, no sé si fue la angustia de ver su terruño tomado por soldados y  narcotraficantes y bañado de sangre; no sé si fue saber que ella le dio la vuelta al mundo para pedir ayuda y nos advirtió hace quince años que un país que ignora el asesinato selectivo de sus niñas y mujeres luego verá la muerte sistemática de sus hombres y niños. No lo sé.
La última vez que hablé con ella, Esther me dijo que a mi generación le toca seguir con la tarea y ver los frutos de la paz en México. No tengo la certeza de que lo veremos, pero sí la convicción de que algo debe cambiar para que este país no quede impasible ante el deceso de sus mejores hombres y mujeres que trabajan desde la luz y la congruencia para construir la paz. Ya hemos visto demasiada muerte, tenderemos que buscar las herramientas para hacerle honor a la vida, a la dignidad y a la libertad que se merecen –que nos merecemos- todas y todos los mexicanos. Vaya por Esther Chávez Cano, por su vida, por las lecciones aprendidas. Por ella y por todas, que después del llanto encontremos el camino a la esperanza.

Busquemos a Maria Esther: periodista desaparecida

Un mes después de la desaparición de María Esther Aguilar Cansimbe, temores por un estancamiento de la investigación
No se ha pedido ningún rescate. Y no tenemos noticias. Un mes después de la desaparición, el 11 de noviembre de 2009, de María Esther Aguilar Cansimbe, periodista de los periódicos Diario de Zamora y Cambio de Michoacán en el Estado de Michoacán (Suroeste), la investigación oficial no ha progresado. No obstante, una serie de indicios juegan a favor del móvil profesional y designan la pista del narcotráfico (leer el comunicado del 19 de noviembre de 2009).
“Es imperativo que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas (FEADP), que pronto mandará a Michoacán a una delegación en virtud de este caso, tome en cuenta algunos elementos dados por los allegados y compañeros de María Esther Aguilar Cansimbe. La joven periodista se arriesgaba a graves represalias, a causa de cierta información que acababa de publicar. En un mes, los viajes del expediente entre las diferentes autoridades del Estado causaron un retraso considerable en la investigación. Se teme un estancamiento”, declaró Reporteros sin Fronteras, después de que uno de sus representantes se reuniera con la familia y los allegados de la periodista.
“Hacemos un esfuerzo cada vez mayor por informar objetivamente pero el periodismo de investigación  se ha extinguido, no existe más. No le vemos salida a esto, algunos de nuestros compañeros se han tenido que ir del lugar para proteger su vida pero otros vivimos bajo la mirada vigilante del narcotráfico”, declaró a Reporteros sin Fronteras el representante de una redacción michoacana. Epicentro de la ofensiva federal contra el narcotráfico lanzada en diciembre de 2006 (leer el informe publicado el 28 de septiembre de 2009), el Estado de Michoacán también debe contar con temibles representaciones del crimen organizado tal como el cartel local llamado “La Familia” o bien el grupo paramilitar de los Zetas.
María Esther Aguilar Cansimbe denunció poco antes de desaparecer casos de violencia y abusos de poder imputados a un oficial de la policía local. Sobre todo publicó una tras otra noticias relativas a las detenciones de dos jefes de “La Familia”: “El 19 y ½”, en agosto, y “El Bofo”, el 30 de octubre.
La Procuraduría General de Justica del Estado de Michoacán pretende haber producido diecinueve actas de procedimento desde que empezó la investigación acerca de la desaparición de la periodista. Sin embargo, según los allegados de la mujer, a los que “nadie contactó nunca” garantizan, el expediente viajó sin explicaciones entre las autoridades judiciales de las ciudades de Uruapán, Zamora y Morelia.
Con 32 años y madre de dos niñas de 7 y 9 años. Con María Esther Aguilar Cansimbe se cuentan nueve periodistas que han desaparecido en México desde 2003 y más de treinta han sido asesinados.