CALAVERITA A LA CACHO

Lydia Cacho estaba en las playas
Rescatando a algunas niñas, de pederastas gandallas
En eso llegó la Parca y muy ufana le dijo:
Mira Cacho está muy gacho que al poder estés retando
¿Qué no entiendes que en tu patria manda el macho?
En su guadaña llevaba la Calaca bien tatuados
A Emilio Gamboa, por guarro y también filibustero
A Yunes el embustero intento de candidato
A su lado, ya paleta, Kamel Nacif con su jeta
Y en el averno quemado, comiendo chile poblano,
el pedófilo vicioso, Mario Marín el precioso
La periodista, buena y necia feminista, a la parca le inquirió:
Si me aseguras que Succar, el pederasta confeso, nunca saldrá del CERESO
me voy y te doy un beso
Y si les jalas las patas a Tratantes de mujeres: comandantes, militares y empresarios criminales…
Te juro parca que entonces, te monto el altar de altares con tequilita y tamales
La Parca compadecida dijo antes de marcharse:
Lydia Cacho estás de suerte, por hoy no te lleva la muerte.

6 comentarios en “CALAVERITA A LA CACHO

  1. Bien pensado por la parca
    que a la Cacho haya dejado
    pues si no, diganme Uds.
    a que santo encomendamos
    a las mujeres esclavas
    (inclyendo algunas necias)
    que se atreven a votar
    por cualquier Mario Marìn
    que les canta sus canciones
    al oìdo y con violìn…
    Lo triste de todo eso
    es que parca se calllò
    cuando Cacho preguntò
    si el pederarasta confeso
    no saldrìa del CERESO.
    Tal vez es que ella sabe
    que ese viejo traficante
    si va a salir algun dìa
    …con las pataspor delante…

  2. WOW!!!!!!!!!!!!!! jajajajaja
    Esto esta excelente lidia tu imaginación va tan allá como tu realismo, me gusta lo que escribes me gusta tu obra y la sencillez de tus actos y palabras realzan la grandeza que en cada ser humano puede que exista aun que pocos son los valientes muchas son las fuerzas y personas que en verdad queremos un cambio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.