LA MUJER DEL SICARIO

Lydia Cacho
Sentada frente a mí está “Lupe”, delgada ojerosa y asustada. “Nos va a matar, Lydia, nos va a matar”. Se refiere a Octavio su esposo, un albañil que al perder su trabajo hace dos años fue invitado por un vecino a trabajar de vigía de narcotienditas disfrazadas de expendios de cerveza en el centro de Cancún. “Él era un buen hombre, nunca nos había pegado, nomás gritaba”. A la mujer, como a otras esposas de narcotraficantes y sicarios que he entrevistado, no le queda muy claro qué sucedió con su esposo. Seis meses después de ser vigía, el jefe de zona descubrió que era magnífico manejando el machete, por su infancia campesina.
Octavio explicó a su mujer que lo habían ascendido, que unos policías de Cancún lo iban a entrenar en un rancho a la salida a Mérida; a tres kilómetro de la base militar tienen una escuela. Les enseñan a disparar, a ahorcar, a asesinar y a torturar. A Octavio le asignaron dos tareas: vigía y cortacabezas. Estaba emocionado, por primera vez en su vida podía llevar dinero a casa, ir al supermercado como la gente rica, comprar una carriola para su bebé y una motocicleta que siempre quiso. Renovó la cocina de la casa para que su mujer estuviera a gusto y cocinara frijol con puerco. A ella le regaló como protección una medalla grande de puro oro de la Virgen de Guadalupe.
“Cuando comenzó a contarme cosas yo me asustaba, y si le decía algo me decía que era un trabajo más, y que sus jefes eran policías, que el procurador sabía y tenían prometido para no meterse con ellos. Empezó a traer los periódicos, él ni sabe leer, guardaba las fotos grandes y los pegaba en el baño, en la pared. Yo decidí irme el día que me dijo: ‘Mira, a éstos me los eché yo’. Era la foto del Poresto, donde estaban unos policías degollados. “Yo no quiero que mi hijo aprenda a su papá”.
En realidad “Lupe” decidió irse el día que él le puso una golpiza cargando al bebé y la amenazó con ultimar su vida si lo dejaba. Desde un lugar seguro la mujer me mira y pregunta una y otra vez ¿cómo se vuelve uno tan malo?, ¿qué les pasa, apoco todos podemos volvernos así y matar con tanta saña?
Octavio pertenece a los grupos de sicarios desechables. Hombres de estratos sociales bajos que han perdido el trabajo, hartos de la pobreza, cargados de una fuerte dosis de resentimiento social, criados en familias en que la violencia es un método educativo normalizado. No son los sicarios de élite, como el profesional entrevistado por el periodista Charles Bowden en el documental El Sicario room 164 (reseñado en la revista Proceso del 6 de febrero).
Los profesionales en defender a los cárteles, entrenados con tácticas policiacas y de guerra, son los que llevan a cabo trabajos en conjunto con militares y federales corruptos, los que ofrecen protección y limpieza social a los procuradores de los diferentes estados de la República, los que ultiman a agentes de la DEA, ICE y FBI, acribillan a políticos de alto rango, o matan a soldados de cárteles enemigos.
Sin embargo, lo que ambos tipos de sicarios tienen en común es la facilidad con que asumen la personalidad de multihomicidas, la falta de filtros emocionales que los hacen pasar de una vida normal a una de torturadores y verdugos. ¿Cómo pasan de personas normales, a sádicos inquebrantables?, ¿qué les inspira, qué les mueve? Tal vez habría que entender cómo adquieren ese sentido de pertenencia que nadie más les ofreció nunca, cómo hacen del odio su religión y de la muerte un rito pasajero de poder y gloria. Creo que sólo se aprende a gozar del dolor ajeno cuando no se puede con el propio.
Me parece que la pregunta de las mujeres de sicarios que he entrevistado, es la pregunta de una buena parte de las y los mexicanos. ¿Cuándo y a qué hora dejamos de mirar cómo se deshumanizaban miles de personas en nuestro país? O preguntaremos como lo hizo Benedetti, el poeta: “Qué cangrejo monstruoso atenazó tu infancia, qué paliza paterna te generó cobarde, qué tristes sumisiones te hicieron despiadado”.
Y volver a empezar, aunque suene aburrido, a exigir e implementar otra manera de educar y no cejar en plantear y demandar estrategias efectivas para erradicar la pobreza; trabajar por la renovación del modelo económico, sí, aunque suene trillado, porque quejarse no es actuar. Habrá que exigir el fin de una guerra absurda que propaga la veneración por la muerte y asume la violencia como único método de resolución de conflictos. Volver al origen, cuando matar sonaba absurdo, indeseable, imposible, inaceptable.
www.lydiacacho.net Twitter: @lydiacachosi

TOD@S CONTRA BERLUSCONI

Twiter@s del mundo se preguntan si la rebelión ciudadana de Egipto por fin inspiró a otros países a enfrentarse a los gobernantes corruptos e ineficientes y la pregunta es ¿México se atrevería a una rebelión semejante? Si así fuera ¿la rebelión se daría contra ciertos gobernadores o contra Felipe Calderón?

AGENCIA EFE/ Roma.- Miles de personas se reunieron hoy en varias ciudades italianas para pedir la dimisión del primer ministro, Silvio Berlusconi, tras el escándalo del caso Ruby en el que el mandatario es investigado por concusión e incitación a la prostitución de menores.
El acto más numeroso se celebró esta tarde en el centro Palasharp de Milán, donde según los organizadores se reunieron más de 9 mil personas para pedir la dimisión de Berlusconi y apoyar el trabajo de la magistratura italiana en una convocatoria lanzada por la asociación “Libertad y Justicia”.
Numerosos intelectuales y personalidades del mundo de la cultura y de la sociedad italiana acudieron a este acto, entre ellos los escritores Roberto Saviano y Umberto Eco, los periodistas Gad Lerner y Concita De Gregorio, directora del diario L’Unità, o la secretaria general de CGIL, el principal sindicato del país, Susanna Camusso.
Bajo el lema “Dimite. Por una Italia libre y justa”, pudieron verse numerosas banderas italianas y carteles con frases como “Ésta no es la Italia de Via Olgettina”, “Los viejos babosos nos ponen nerviosos” o “Despierta Italia, merecemos algo mejor”.
En Italia, “todo aquel que se expone criticando al Gobierno sabe que pagará un precio en términos de fango y de difamación”, dijo el escritor Roberto Saviano durante su intervención, bajo el título “El derecho a soñar una Italia limpia”.
Saviano, que fue recibido entre los aplausos de los asistentes, animó al público desde la platea a “reaccionar” porque “cuando la máquina del fango se pone en funcionamiento es necesario decir que no es cierto”.
Tras él intervino el intelectual Umberto Eco, quien se mostró muy crítico con el escándalo desatado por el caso Ruby.
“Estamos aquí para defender el honor de Italia, para recordar al mundo que no todos haríamos lo mismo”, dijo Eco.
Sin símbolos políticos pero con muchos representantes de las distintas fuerzas de oposición y en medio de un ambiente festivo, varios cientos de personas siguieron también el acto desde el exterior del recinto, donde se instalaron pantallas gigantes.
En Florencia (centro de Italia) también se celebró hoy una manifestación a la que asistieron unas 3.000 personas, según los medios de comunicación italianos, que recorrieron las principales calles del centro de la ciudad bajo el lema “Italia no es un burdel”.
Provistos de cacerolas y silbatos, la marcha culminó en la céntrica plaza de Santa Croce con gritos como “Italia es un país para mujeres” o “Fuera el gran corrupto con su culo flácido”.
Esta manifestación llega después de que el pasado sábado miles de mujeres ataviadas con bufandas blancas en señal de luto por el estado en que se encuentra Italia se concentraran también en Milán para pedir la dimisión de Silvio Berlusconi.
Entre las movilizaciones previstas en contra del mandatario, el movimiento Popolo Viola (Pueblo Violeta) ha convocado mañana una protesta frente a la residencia de Berlusconi en Arcore, cerca de la capital lombarda y donde supuestamente se celebraban fiestas de índole sexual.
Está previsto que las mayores manifestaciones tengan lugar el próximo 13 febrero en las principales ciudades italianas, entre ellas las organizadas por diferentes colectivos de mujeres.
Asimismo, el opositor Partido Demócrata (PD) llevará a cabo una campaña de recogida de firmas por toda Italia para pedir la dimisión de Berlusconi, que serán presentadas el próximo 8 de marzo, día de la Mujer, ante la sede de la Presidencia del Gobierno.
EFE

Human Trafficking: Hard to prove

CORPUS CHRISTI, Texas — Authorities know that thousands of men, women and children are trafficked into Texas. Proving it in a court of law is another matter.
Cases involving human trafficking are hard to tease from prostitution and illegal immigration cases and are harder to prosecute unless a victim informs on the case. Investigators say victims are compelled into involuntary servitude, captivity or prostitution, according to an article in the Sunday edition of the Corpus Christi Caller-Times.
“They may be victims of trafficking that do not even know it,” Sean McElroy of Homeland Security Investigations told the newspaper.
McElroy handles trafficking and smuggling investigations for U.S. Immigration and Customs Enforcement’s Houston office. He said many victims initially appear to be illegal immigration cases until weeks of interviews show that they entered the United States against their will.
A study by Texas Attorney General Greg Abbott found that human trafficking is far more common than the cases authorities have been able to prosecute. But Abbott spokesman Jerry Strickland said quantifying the problem with any degree of precision is nearly impossible “by nature of the fact that it’s been in the shadows for so long. Police and other law enforcement agencies are trying to bring it out from the shadows.”
Federal court records show no cases of human trafficking in 10 South Texas counties since 2000. Corpus Christi police said they cannot recall any cases where they were able to charge a suspect with trafficking, despite suspicions.
“The unfortunate part is that we don’t have the statistics compiled for this area that maybe Houston or San Antonio have,” said Amy Storbeck, a nurse who heads a Corpus Christi anti-trafficking nonprofit called Blue Nation.
Beginning this year, state law requires newly sworn law enforcement officers to take a basic course in human trafficking. Legislation has been proposed with the aim of equipping local law enforcement to crack down on human trafficking rings that lead to or pass through Texas.
A measure proposed by state Rep. Todd Hunter would create a shared statewide database. The Corpus Christi Republican reports that the database would store information relating to human trafficking arrests and convictions and provide demographic data to allow local law enforcement to detect patterns.
The attorney general’s study said the state’s busiest trafficking artery was the 900 miles of Interstate 10 that runs from El Paso to Houston, making both cities the state’s busiest trafficking centers.
Traffickers also enter the U.S. from Mexico near Laredo and drive toward Houston, passing through Corpus Christi, McElroy said.
Corpus Christi police recall a local massage parlor staffed by a group of Asian women that some officers suspected was clearly a case of human trafficking. However, none of the women cried out to police, leaving little evidence on which to build a trafficking case. Officers ended up shutting down the business and hoping that resolved the issue.
“You don’t always get them on the real crime,” said Capt. John Houston of the Corpus Christi police vice and narcotics division. “We hear the tips. Someone is forced to work at a very low wage, working off a debt that never goes down. We know that exists here. It’s just hard to find,” he told the newspaper.
Said Hunter, “We still depend largely on kidnapping and prostitution laws to address human trafficking cases. A missing or kidnapped child whose face appears on a milk carton could actually be the victim of human trafficking.”
Information from: Corpus Christi Caller-Times, http://www.caller.com