Los infiltrados del caribe

Hace veintiún años cuando emigré a Quintana Roo la droga llegaba en lanchas rápidas a la costa sur, las rutas marítimas estaban claramente trazadas hacia el Golfo de México. A veces una nave aterrizaba en pistas de la Riviera del Río Hondo. El aeropuerto cerraba oficialmente a la medianoche, pero las avionetas llegaban desde Colombia

La Suprema Corte para idiotas.

Por Cecilia Lavalle Resulta que no entendimos. Resulta que usted y yo y miles de ciudadanos y ciudadanas no entendimos la resolución contra Lydia Cacho que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación la semana pasada. Es que, dicen, “no es de fácil comprensión para grupos muy numerosos de la sociedad”. Pero no